+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Entre líneas

Zapatero a tus zapatos

 

Juan M. Niza Juan M. Niza
19/02/2020

No nos importa en Córdoba reconocer la curiosa afición a cambiar el nombre de nuestras cosas. Antaño, con dichos como que la ciudad tenía «la verdad en el campo» y la «prisión en la Merced» o más actualmente recordando que la ONCE está en Vista Alegre, el Arco Bajo de la Corredera tiene más altura que el Arco Alto, Ciudad Jardín tardó medio siglo en tener una sola zona verde… Ya señala Antonio Gala que en esta ciudad un padre puede llamar a su hijo «padre mío» y él contestarle «hijo mío» sin que nadie se extrañe. Y no es que esté mal esta querencia a las contradicciones, que es tanto parte de nuestros pecados como de las virtudes colectivas. Incluso resulta un privilegio esta idiosincracia que nos distingue en tiempos de globalización.

Pero he observado que no nos limitamos a los juegos de palabras de sitios y nombres. Verán: un amigo gerente de una sociedad, cuyo nombre me reservo y ahora comprenderán ustedes por qué, se quejaba el otro día de la mala costumbre de ciertos empresarios que juegan a ser políticos en sus asociaciones. Y entiendan lo del término ‘jugar’ no como una distracción de niños, sino siguiendo el anglicismo play, en el sentido de desempeñar un papel, de realizar una interpretación. Me detuve a pensar y, tras darle la razón, observé que en Córdoba lo de permutar funciones es algo mucho más frecuente de lo recomendable, y de que también hay destacados casos de políticos en las décadas recientes que jugaron a empresarios, a impulsar macroproyectos directamente, sin darse cuenta de que es mucho más eficaz que la Administración actúe como el aceite en un motor y no suplantando a la máquina. Y ni mucho menos poniendo trabas al mecanismo.

Y hay más casos de confusión de roles: colectivos culturales que hacen de sus ideas una religión, entidades religiosas que convierten en cierto catecismo la cultura, algunas entidades ciudadanas muy de partido, miembros de formaciones políticas que se olvidan de las asociaciones de las que salieron, grandes rentistas que hacen de cobrar alquileres su empresa, empresarios que solo esperan de su sociedad una renta… Quizá porque desde los tiempos de La Feria de los Discretos hay cierto poso arraigado en la ciudad de gente que presume de señores, de potentados que simulan ser pueblo y, entre ambos, haciendo un bocadillo, se ningunea a los trabajadores que solo quieren sentirse orgullosos de su trabajo, currantes que precisamente son la espina dorsal de toda sociedad que avanza.

Ciertamente, todo buen ciudadano tiene que comprometerse con la comunidad y no limitarse a su tarea y su vida. Pero también debe centrarse en lo suyo y confiar en que los demás harán otro tanto en sus responsabilidades. Porque en la Córdoba en la que la ‘copa’ de vino es media copa y el ‘medio’ es la copa llena quizá hay otras muchas cosas trastocadas que impiden que se funcione con eficacia. Y es que tenemos muy buenos zapateros, pero a veces veo a algunos responsables que… cómo decirlo… no me parecen concentrados en sus zapatos.

* Periodista

Opinión

Un cambio de verdad

Alejandro López Andrada

Vacaciones irreales

Francisco Gordón Suárez

Vida y derechos

Rafaela Pastor

En recuerdo de Antonio Portillo

Juan E. Benito Pérez

Zona azul y zona verde

Diario Córdoba

Agradecimiento al pueblo de Córdoba

María Teresa Anguita González

45 años de pandemia

Antonio Miranda Sáez

Reflexión sobre la muerte de Nanda Casado Salinas, enfermera

Fernando Casado Raigón. Médico del Hospital de Cabra

Jesucristo iría en bicicleta

Julián Blanco Ramírez

Lectores
CARTA ILUSTRADA

Zona azul y zona verde

Leo en el Diario CORDOBA que se van a licitar para empresas explotadoras nuevas plazas de zona ...

LA despedida a ANGUITA

Agradecimiento al pueblo de Córdoba

Quisiera expresar al pueblo de Córdoba mi más profundo agradecimiento por el cariño y respeto que ...

CORONAVIRUS

Reflexión sobre la muerte de Nanda Casado Salinas, enfermera

Compartíamos el mismo nombre, apellido y vocación. Coincidimos en el inicio de nuestra andadura ...

MEDIO AMBIENTE

Jesucristo iría en bicicleta

Predicaría con el ejemplo, se desplazaría a pie, en transporte público o en bicicleta. Si Jesús ...