+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Para ti, para mí

La Virgen del Pilar

 

Antonio Gil Antonio Gil
12/10/2018

La basílica del Pilar es una de las más antiguas del España y en su interior se encuentra la columna sobre la cual la Virgen María se apareció a Santiago durante la evangelización de España, en el año 40 después de Cristo. El apóstol, desanimado por las grandes dificultades que estaba atravesando, pidió una señal, y fue entonces cuando se le apareció la Virgen, animándole a seguir adelante y haciéndole una promesa que todavía se mantiene, por la que, mientras estuviera ese pilar en pie, habría verdaderos discípulos de su Hijo en España. Así lo explica el capellán de la Virgen del Pilar, José María Bordetas, encargado del cuidado de esta imagen: «Santiago y sus discípulos recogieron el regalo de la Virgen, guardaron esa columna que se convirtió en el centro religioso de esa pequeña comunidad de Zaragoza». La Virgen del Pilar es una pequeña estatua de María colocada sobre una firme columna. La columna o pilar es sinónimo de estabilidad y firmeza. Ciertamente, lo que da firmeza y estabilidad al cristiano es Jesucristo, la piedra angular, el verdadero pilar de la vida cristiana. Pero Nuestra Señora del Pilar es una feliz evocación de esta piedra angular, de ese pilar que es la fe. Una vida cristiana construida sobre la fe es una vida construida sobre roca. Hoy, cuando hay tanta espiritualidad basada solo en la emoción, es importante contemplar a la Virgen del Pilar. Con qué palabras tan bellas y tiernas de hijo nos explica el Papa Francisco la grandeza de María, madre evangelizadora: «María es la que sabe transformar una cueva de animales en la casa de Jesús, con unos pobres pañales y una montaña de ternura. Ella es la esclavita del Padre que se estremece en la alabanza. Ella es la amiga siempre atenta para que no falte el vino en nuestras vidas. Ella es la del corazón abierto por la espada, que comprende todas las penas. Como madre de todos es signo de esperanza para los pueblos que sufren dolores de parto hasta que brote la justicia». La fiesta del Pilar revive hoy estos bellísimos mensajes, entre clamores de fiesta y emociones de esperanza y de fe.

* Sacerdote y periodista

Opinión

Rafaela Mármol

Diario Córdoba

Daniel Rodríguez

Diario Córdoba

Crisis

Emma Riverola

Economía regional básica

Gabriel M. Pérez Alcalá

Manuel Ramos

Marcos Santiago Cortés

Los edificios de la arquitectura moderna

JUAN EUSEBIO Benito Pérez

¿Quién era el señor Crespo?

José Javier Rodríguez Alcaide

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA

Salarios y cotizaciones

Cuando hay una propuesta social como la subida del salario mínimo interprofesional a 900 euros, ...

CARTAS AL DIRECTOR / usos lingüísticos

La semántica y la fonética

Una voz femenina exclamó desde el fondo del bus 24: «¡Imbécil!» Al llegar a casa, me puse a ...

CARTA ILUSTRADA

¿Qué ha sido del jinete y su caballo?

¿Tiene la Europa que conocemos algo de viejo continente además de su edad? La sabiduría y el ...

CARTAS AL DIRECTOR / Alegoría

En la cárcel

Aunque en principio solo iba a ir Pablito, al final se animó Perico. Los dos fueron muy contentos ...