+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CARTA ILUSTRADA

El jardín del Hospital Militar

 

11/01/2004

El tiempo pasa factura a edificios y construcciones y rescatarlos de esta decandencia devolviéndoles funcionalidad e identidad es algo de agradecer. Parece ser que en este sentido la Gerencia de Urbanismo va a proceder a actuar sobre el antiguo Hospital Militar de San Fernando.

Este hospital, inaugurado en 1928 y construido sobre el ex convento de San Lázaro, ocupaba una extensión de 17.500 metros cuadrados de un solar que fue cedido por el municipio de Córdoba. El conjunto presume de tener una arquitectura muy peculiar que hoy en día conserva su estilo y que lo seguirá manteniendo después de las restauraciones previstas. Y, si así será con las obras de albañilería, cuánto más deberán ser adecuadas estas restauraciones en un elemento tan sensible como un jardín.

La arquitectura se puede entender como un conjunto, es un efecto creado por el edificio o la construcción material y el jardín o construcción vegetal, pero qué difícil parece entender que ambos merecen interés.

En el Hospital Militar de San Fernando la jardinería responde al mismo trazo geométrico y puro con el que se levantaron sus pabellones y barracones. Sin lugar a duda es un jardín que merece que se le preste atención, no sólo por las increíbles alineaciones de palmeras que encontramos entre los pabellones, sino por una gran variedad de detalles que lo convierten en un espacio ajardinado especial consonante con su edad y utilidad. Detalles como pueden ser los peculiares setos y borduras de una planta tan autóctona como el rusco, sombreados de moreras y almezos, el exquisito trazado lineal tan lejos de "empaparse" del estilo paisajista, la gran cantidad de elementos de albañilería como arriates, fuentes, bancos, azulejos, etcétera.

Ahora se está a tiempo de que estos jardines no pierdan su identidad al igual que ya lo hicieron tantos otros pasando a ser desde jardines con esencia a jardines insulsos que actualmente acompañan a casas o edificios religiosos cargados de sabor. Espero, de todo corazón, que se ponga el mismo esmero en la restauración del espacio ajardinado de uso público que en la restauración de pabellones y barracones. Esperemos que al igual que los arquitectos se encargarán de mantener las puras fachadas blancas de los pabellones el proyecto se "encargue" de no cargarse el jardín.

MARTA NAVARRO BURGOS

Opinión

Augures

Miguel Ranchal

Poderes previsibles

Alberto Díaz-Villaseñor

Satisfacción

José Luis Casas Sánchez

Ser escritor

Isabel Agüera

‘Morrosidad’

Rosa María Sánchez

Sobre el Día de la Arquitectura

Juan E. Benito Pérez

Lectores
CARTA ILUSTRADA

Sobre el Día de la Arquitectura

El Colegio de Arquitectos de Córdoba programa cuatro líneas de acción en el marco de la efeméride

CARTAS AL DIRECTOR / CATALUÑA

Autoridad y libertad

Existen dos palabras claves en todo orden democrático: autoridad y libertad, que no son conceptos ...

CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA

Al doctor Sánchez, experto en economía

De un tiempo a esta parte, supongo que bastantes españoles se habrán dado cuenta de los progresos ...

CARTAS AL DIRECTOR / BOMBARDEO EN SIRIA

Carta del arzobispo Kissag Mouradian

Con profundo dolor recibí la noticia de un nuevo bombardeo del gobierno turco en el norte de ...