+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Cielo abierto

Casado

 

Pablo Casado ha roto la baraja. Querían obligarlo a decantarse y él ha marcado el paso. Buscando acorralarlo entre el sí y la abstención, él ha elegido un no que remarca sus límites. Y esto no tiene que ver con pactos de gobierno que siguen vigentes y su futuro variable, sino con un perfil de realidad. Porque entre la oposición legítima al Gobierno y la asimilación con Abascal, Casado corría el riesgo de perderse a sí mismo. Con esta negación le ha dado la vuelta a una estrategia en la que la presa era él, porque la moción de censura no arrinconaba a Sánchez, sino a Pablo Casado. Ni siquiera iba contra el Partido Popular: eso era un torpedo lanzado desde junio a la línea de flotación del líder del PP, afeitado o con barba, porque los pectorales de Abascal no se improvisan. Pero la firmeza no es, o no lo es solo, levantar tu peso en press de banca ni hacer doscientas flexiones diarias, sino atreverse a ser aquello que se desea y mantenerlo. Esta moción de censura se había montado contra Casado y Casado se la ha devuelto con ondas a Abascal: están de acuerdo en lo más troncal, pero la comunicación, como escribió Muñoz Molina de la literatura, está hecha especialmente de matices. Los matices de Vox, o de Abascal, conducen a un reflejo permanente en Podemos: si alguien pensaba que llevar los excesos -no solo en las ideas, sino las maneras- de la extrema izquierda al escaño y la calle iba a quedar siempre sin respuesta, no conocía la inercia del territorio y sus ritmos tribales. Ante esta sed de barro no hay tanta diferencia entre unos y otros, aunque luego tengamos que recordar al independentismo y Bildu, que es el barro total. Pero entre los discursos de Sánchez y Abascal relativos al odio inamovible la distancia es un hilo, y no puedes imputar al otro aquello que fomentas. Casado ha parado la trampa de las circunstancias con un discurso extraordinario y ha pedido un cambio de baraja, recuperando el centro perdido y su amplitud de espacio.

Opinión

Mazapanes al atardecer

José María de Loma

Torre de Babel

Isabel Agüera

Desmesura

José Luis Casas Sánchez

El ariete Salieri

Miguel Ranchal

Póngase la mascarilla

José Antonio López García

La guerra comercial de EEUU

Manuel Valencia

'Fake'

Carmen Martínez-Fortún

Lectores
CARTA ILUSTRADA

Familias pobres sin recursos

En esta situación de emergencia social por la pandemia, muchas familias de nuestros barrios, se ...

CARTAS AL DIRECTOR

El opio del pueblo

El fútbol no es un deporte, sino una religión. Si con la que está cayendo en todos los sentidos y ...

CARTAS AL DIRECTOR

Colegios

Es una vieja aspiración de la izquierda el que desaparezcan los colegios concertados. Ya por el ...

CARTAS AL DIRECTOR

Agricultura ignora el 25-N

Un año más quiero mostrar la gran decepción que siento ante la actitud de la Delegación de ...