+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Un proyecto pionero permitirá el riego de 635 hectáreas con agua regenerada

La Comunidad de Regantes de Tintín y Feragua colaboran con la experiencia, que alcanzará a 110 agricultores

 

Los responsables del proyecto Reutivar, junto a varios agricultores de la Comunidad de Regantes de Tintín y el gerente de Aguas de Montilla, Lorenzo Cuenda. - JOSÉ ANTONIO AGUILAR

Reutivar. Ese es el nombre del proyecto pionero en Europa que a partir de la próxima primavera permitirá regar 635 hectáreas de olivar y vid con aguas regeneradas procedentes de una planta experimental ubicada en el término municipal de Montilla.

Tras una primera fase de investigación desarrollada a lo largo del pasado año, la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua), con la colaboración del Centro de las Nuevas Tecnologías del Agua (Centa), la Universidad de Córdoba y la Comunidad de Regantes de Tintín iniciarán por fin la fase de experimentación en una planta piloto de la que se pretende extraer un «modelo de riego sostenible» para cultivos como el olivar.

«El objetivo es optimizar al máximo el uso de esas aguas regeneradas y desarrollar así un riego de precisión en el olivar, aportando la cantidad justa de agua necesaria en el momento en el que sea más necesaria, minimizando pérdidas y satisfaciendo las necesidades del cultivo», explicó Francisco Carrasco, responsable técnico de Feragua.

De esta forma, a lo largo de la próxima campaña de riego, los 110 agricultores que conforman la Comunidad de Regantes de Tintín utilizarán agua residual filtrada en la nueva planta piloto para regar parte de sus 635 hectáreas dedicadas al olivar y la vid. «Es una apuesta pionera que va a ser de gran utilidad porque se trata de aguas complejas en su tratamiento pero que, gracias a este proyecto, alcanzarán una utilidad máxima para nuestros regadíos», reconoció, por su parte, Manuel Albalá, gerente de la comunidad de regantes.

Precisamente, la apuesta de esta entidad por la sostenibilidad de su sistema de regadío ha quedado patente en los últimos años con el uso de las aguas regeneradas procedentes de la estación depuradora (EDAR) de Montilla, a través de un complejo sistema de filtrado que, como resaltó Albalá, asegura a los agricultores un «suministro continuo para el regadío» de sus cultivos.

En este sentido, el gerente de Aguas de Montilla, Lorenzo Cuenda, recordó que desde la empresa responsable de la gestión del ciclo integral del agua en el municipio se viene apostando por el desarrollo de proyectos que favorezcan el desarrollo de una economía circular.

«Estas aguas residuales son devueltas al medio en las mejores condiciones posibles tras ser tratadas en las depuradoras que, en nuestro caso, desde el año 2012 se han destinado al riego a través de la Comunidad de Regantes Tintín», explicó Cuenda, quien avanzó que el objetivo más inmediato al que se enfrentan es el de «afinar» los procesos de tratamiento que se realizaban para optimizar su uso final en riego.