+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

UN MUNDIAL DE F-1 SIN INCERTIDUMBRE

Los equipos de F-1 se resignan al dominio de Hamilton y Mercedes

La poderosa escuderia Ferrari y la sofisticada y moderna organización de Red Bull pelean, simplemente, por ser segundos entre los constructores Los pilotos ya saben que jamás podrán luchar, de tú a tú, con Hamilton y Bottas por lo que sus planes siempre son el tercer escalón del podio de cada GP

 

El campeón Lewis Hamilton, hoy, en el circuito de Silverstone. - AFP / MARK SUTTON

Miguel Martínez
06/08/2020

Este fin de semana vuelve la F-1, de nuevo en Silverstone, esta vez como Gran Premio 70 Aniversario. Y volverá a ganar Mercedes. Será, ya lo verán, cinco de cinco. Lewis Hamilton ganará con un brazo atado a la espalda o con una rueda pinchada. Es lo mismo. Se puede hablar de que las cosas pueden cambiar porque se han elegido neumáticos más blandos, se puede especular que una ola de calor perjudica a los Mercedes, o que si la lluvia favorece a Red Bull Da igual todo, Hamilton tiene en el bolsillo su séptimo título. Y el octavo, en el 2021.

Atrás han quedado trazados atípicos, como el Red Bull Ring (una vuelta en un minuto y solo seis curvas) o Hungaroring (un trazado ratonero). En cuanto la F-1 ha llegado a un circuito de verdad, Silverstone, Hamilton ha aventajado en un segundo al mejor coche de la siguiente escudería, el Red Bull de Max Verstappen.

DEMASIADA SUPERIORIDAD

Nadie ha recuperado nunca un segundo de un año para otro con la misma reglamentación. Nadie. Así que Mercedes y Hamilton ya pueden hacer sitio en la estantería para el título del 2020 y el de 2021, para el récord de ocho mundiales, para el centenar de poles, para pulverizar las 91 victorias de Michael Schumacher. para lo que quieran.

Hay mucha diferencia con el resto de coches, asume el chico de Stevenage. Este dominio no nos hace muy populares, pero estamos acostumbrados, añade Toto Wolff, el jefe del equipo que domina con mano de hierro la F-1 desde 2014. Estamos demasiado lejos de los Mercedes. Un segundo puesto es un gran resultado, insiste Verstappen, el más rebelde y ambicioso piloto de la parrilla.

Red Bull ni siquiera pensó, el domingo, en la victoria cuando vio los problemas de neumáticos en los Mercedes. Están en modo el mejor del resto, sin más ambición que subir al podio y ser el segundo equipo en el Mundial de Constructores. Así que todo se va a cocinar entre los dos pilotos de Mercedes, y este año, como en los anteriores, Hamilton es muy superior a Valtteri Bottas. Estoy muy decepcionado porque ya estoy a más de 30 puntos, dice el finlandés. No tendría posibilidad alguna ni aunque el Mundial se alargara a 40 carreras. Es más lento y menos consistente en carrera. No hay mucho más que pueda hacer, más allá de ser un compañero correcto: en 2017 le aventajó en 60 puntos; en 2018, en 150; en 2019, en 60

ALONSO, RESIGNADO

Mercedes ganará en 2020 y 2021, eso es seguro. Nosotros tenemos que centrarnos en hacer un buen coche para 2022, dijo sin inmutarse Fernando Alonso en su regreso por tercera vez a Renault. Tenemos que centrarnos en volver a ser competitivos en 2022, confirma John Elkann, el propietario de Ferrari, el principal rival de Mercedes en los últimos años. El equipo de Maranello es el único que por presupuesto y por innovación en los motores pueden plantar cara realmente a la 'flechas de plata'.

Pero los rojos se han estrellado y de qué manera con el diseño del coche del 2020 y con las correcciones que la FIA ha hecho en su motor, respecto al año pasado. "No ganamos un mundial de constructores desde 2008 ni uno de pilotos desde 2007. Ha habido un ciclo ganador de Red Bull gracias a su capacidad aerodinámica y luego Mercedes por su gran habilidad con la tecnología de motores híbridos, explica el principal heredero de Giovanni Agnelli. "Este año no somos competitivos por culpa de los errores del proyecto. Hemos tenido una serie de deficiencias estructurales desde hace algún tiempo en la aerodinámica y en la dinámica del coche. También hemos perdido potencia en el motor .Actualmente estamos poniendo las bases para ser competitivos y volver a ganar cuando las reglas cambien en 2022, confirma para incredulidad de los millones de tifosi de la Scuderia.

CALMA EN MERCEDES

Nunca antes nadie había hablado de forma tan dura en Ferrari. El 2020 se ha ido a la basura,y dedicarán todos sus esfuerzos al coche del 2022, por lo que el 2021 también se va al garete. No entiendo muy bien esa política, porque hasta el 1 de enero no podemos dedicarnos al 2022, así que tenemos tofos este tiempo para trabajar en el coche del año que viene, explica Wolff, que aún no quiere hablar de los dos próximos títulos: Tienes que tener la mentalidad de escepticismo permanente, y realmente mantener los dos pies en el suelo. Los campeonatos no terminan hasta que terminan. "Si hubiéramos tenido esa mentalidad no creo que hubiéramos ganado los campeonatos que tenemos. Somos autocríticos de forma permanente y dudamos siempre de nosotros mismos, y eso es lo que nos ha llevado hacia adelante.

Es admirable todo lo que hacen y cómo lo hacen, pero resulta un poco frustrante su superioridad, lamenta Daniel Ricciardo, que el año próximo heredará el asiento que Carlos Sainz deja en McLaren para irse a Ferrari. Por mí, pelearía por un Mundial en 2021, aceptaría esa presión, pero tiene mucho sentido lo que ha dicho Elkann porque no hace falta ser vidente para ver que la F1 está siendo dominada por Mercedes y es muy difícil para el resto de equipos luchar por un mundial con su dominio y el coche que han hecho este año", explica Sainz. Yendo a un 2021 con las mismas normas y coches casi iguales, creo que tiene mucho sentido saber que hasta 2022 va a ser muy difícil ser rivales de Mercedes por cualquier título.

Temas relacionados