+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA OPERACIÓN PÚNICA

Cifuentes: "Cometí el pecado de no valorar. Di por bueno al técnico"

La Guardia Civil investiga los contratos de cafetería con Cantoblanco, de Arturo Fernández Esas adjudicaciones podrían haber sido el germen de una financiación irregular del PP

 

Los miembros del Gobierno regional han formado un pasillo y aplaudido a la presidenta regional Cristina Cifuentes. - EFE

REDACCIÓN
02/06/2017

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, afirmó este viernes que su papel en el comité de expertos que valoró las ofertas para la adjudicación de la cafetería de la Asamblea de Madrid a Cantoblanco solo consistió en dar por buena la valoración técnica. La política del PP negó así cualquier responsabilidad en la supuesta financiación ilegal del PP e hizo hincapié en que nunca discutió los criterios de contratos.

"No valoré. Cometí el pecado de no valorar, valoró el técnico, yo me limité a asentir y a dar por bueno ese criterio", lamentó. Las sospechas de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil le acusan por contratos entre 2009 y 2011 con el grupo de Arturo Fernández, que serían el germen de una supuesta trama corrupta a través de donaciones bajo sospecha a Fundescam, fundación del PP-M que habría financiado irregularmente campañas electorales.

"Siempre que he presidido una adjudicación me he atenido a un criterio técnico. Yo escuché el razonamiento y la valoración y no entré a discutirlo", ha porfiado, reduciendo al mínimo su rol. "Se comía mal con el anterior adjudicatario", llegó a decir en su comparecencia en la comisión de investigación sobre corrupción esta cámara.

La máxima mandataria madrileña rechazó cualquier influencia en el informe, así como haber modificado o redactado el pliego. En la misma línea, solicitó que comparecieran los técnicos, antes de señalar a los servicios de contratación de la Cámara. Cifuentes ha proclamado que su actuación fue "siempre conforme a ley", descartando cualquier dilema penal. Tras el 'paseíllo' y en una intervención crispada con careos broncos con Ciudadanos (su socio) y Podemos; la 'popular' aseveró que "jamás incurrió en incompatibilidad".

CRÍTICAS A LA GUARDIA CIVIL
La UCO apreció indicios de delito en la labor de Cifuentes, pero el juez Eloy Velasco descartó imputarla "al menos de momento". Fuentes jurídicas consultadas por este periódico han confirmado que el magistrado no dio el paso porque las pesquisas estaban en una fase muy inicial. Las pesquisas se enmarcan en la operación Púnica, aunque Cifuentes -que acudió con una insignia de la Benemérita de la Primera Zona prendida en su solapa- dijo que el documento era erróneo.

Además de los errores en datos, resaltó los fallos valorativos: "Llega a extremos equivocados y luego realiza juicios de valor que no debería porque corresponden a la Fiscalía y al juez", subrayó una Cifuentes que duda de que su carrera esté en entredicho. "Ustedes han querido manchar mi trayectoria con la corrupción pero no lo han conseguido. Se ha tratado de suplantar la labor del juez para hacer un linchamiento político", zanjó.

Ésta es la primera vez que un jefe del Ejecutivo autonómico en activo comparece en una comisión de investigación sobre corrupción política. Tras el mal trago, Cifuentes se enfrentará el próximo 8 de junio a una moción de censura presentada por Podemos.

Ésta es la primera vez que un jefe del Ejecutivo autonómico en activo comparece en una comisión de investigación sobre corrupción política. Tras el mal trago, Cifuentes se enfrentará el próximo 8 de junio a una moción de censura presentada por Podemos.

Temas relacionados