+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EDUCACIÓN

Los riesgos de internet centran el 60% de las charlas de la Policía en los coles

Casi la mitad de los centros educativos participan en el Plan de Seguridad Escolar. Los agentes que intervienen lo hacen de forma voluntaria y sin remuneración extra

 

El director del centro, el delegado de Educación, la subdelegada del Gobierno y el comisario se dirigen a los niños. - SÁNCHEZ MORENO

Araceli R. Arjona Araceli R. Arjona
14/09/2018

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil (en la provincia) participan de forma voluntaria y sin remuneración extra en un programa puesto en marcha en el 2013 que pretende mejorar la seguridad escolar concienciando a la comunidad educativa sobre los peligros que acechan a los menores y de qué manera deben combatirlos los padres y profesores. Unos riesgos asociados cada vez más a las nuevas tecnologías. De ahí que el 60% de las charlas formativas que solicitan los colegios, dirigidas principalmente a niños de 5º y 6º de Primaria, estén relacionadas con internet, el uso indebido de las redes sociales y delitos como la suplantación de identidad, ciberacoso, el sexting (envío de mensajes sexuales por el móvil) o el grooming (forma de engaño pederasta). La temática de estas charlas también aborda otras realidades como el acoso escolar, el consumo de drogas y alcohol, la violencia de género o la xenofobia, aunque en menor proporción.

Casi la mitad de los colegios de Córdoba están adscritos a este Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad Escolar (el plazo sigue abierto hasta el 31 de diciembre), que ayer se presentó oficialmente en el colegio Mediterráneo en presencia de la subdelegada del Gobierno, Rafaela Valenzuela; el delegado de Educación, Antonio José López, y el comisario de la Policía Nacional, Jesús Gómez. Según la información facilitada, solo el año pasado se impartieron 780 charlas informativas al alumnado, 320 al personal docente y 69 a padres de alumnos. Según Valenzuela, el objetivo del plan es «ofrecer conocimientos técnicos y contacto directo con expertos policiales para la prevención, detección y solución de actos delictivos que puedan producirse en el entorno educativo». Por su parte, López subrayó la importancia de «resolver las dudas de los menores sobre estos temas con el fin de que puedan dar respuesta con criterio y conocimiento a los casos que se les planteen».

Noticias relacionadas