+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA CRÓNICA

Ni la experiencia le vale

El Córdoba cae en Tarragona (1-0) tras un duelo igualado que se decidió por la expulsión de De las Cuevas

 

Quezada pelea con Pipa por un balón, anoche, en el Nou Estadi. - LOF

Ignacio Luque Ignacio Luque
07/01/2019

De Reyes a Reyes. Ver al Córdoba en el Nou Esadi de Tarragona, durante los primeros minutos, obligaba a recordar la última visita blanquiverde a los granas y aquellos maravillosos 40 minutos que ofreció José Antonio Reyes para que su equipo se pusiera por delante en el marcador. No solo eso. También para comprobar cómo el utrerano mediatizaba todo el juego, no solo el de su equipo, también el del rival, que progresivamente reculaba más y más cuanto más balón tocaba aquel jugador con el 9 a la espalda y que unos meses antes había llegado pasadísimo de peso. Con el marcador en franquía y tras sufrir la enésima tarascada del rival de turno Reyes miró a la banda y pidió el cambio porque había demostrado a los críticos, a los agoreros y a los que miraron con más que desconfianza su fichaje que no llegó para pasearse y, además, corría peligro de terminar la temporada allí, en aquel momento.

En el Día de Reyes regresó el Córdoba a Tarragona y la cosa fue muy diferente. Llegaba el equipo de Curro Torres con la alegría de la goleada a Las Palmas, que servía de refuerzo para todo lo que hacía este Córdoba desde su llegada, pero aún con conceptos por atornillar y, sobre todo, con demasiadas ausencias. Blati Touré, que fue el mejor ante los canarios, continúa perdido en Costa de Marfil; Javi Galán y Jovanovic no pudieron entrar ni en la lista por gripe; Aythami tuvo que ser descartado minutos antes del encuentro por un proceso febril, mientras que Javi Lara afronta la última fase de su recuperación. El técnico blanquiverde se vio obligado a tirar de Álvaro Aguado para la medular durante 90 minutos y el jiennense demostró que tanto tiempo de inactividad ha de notarse, sobre todo en un partido de esos de tensión, de rechace y «pata dura», esos partidos que, generalmente, se hacen más complicados en el aspecto mental que en el físico, incluso, aunque a pesar de esos contratiempos el conjunto blanquiverde logró mantener durante una hora de partido la igualdad en el marcador y prácticamente en el juego. Porque lo único que hizo el Nástic digno de mención en los primeros 45 minutos se produjo en los inicios, con un pase de Salva a la espalda de la defensa blanquiverde que dejó a Luis Suárez solo ante Carlos Abad, pero el delantero grana cruzó demasiado el balón. El Córdoba tuvo más posesión, pero en terrenos facilones, mientras que los catalanes intentaban ser más verticales. Merodeaban el área de Carlos Abad, Manu Barreiro generaba muchos problemas a los centrales cordobesistas, pero poco más. Ni ocasiones claras ni juego vistoso, más bien lo contrario. Un partido que si bien para el Nástic era una final, para el Córdoba debía ser una semifinal, ya que un triunfo hubiera supuesto un duro golpe a un rival directo.
Así pareció entenderlo el equipo tras su paso por vestuarios, porque nada más ponerse de nuevo el balón en juego Piovaccari tuvo el 0-1 en sus piernas. El italiano recibió en línea de tres cuartos un pase de De las Cuevas, avanzó deshaciéndose de dos rivales y se plantó en el área rival prácticamente solo, pero no pudo superar a Bernabé, el mejor de los granas anoche.

Jaime Romero cae al suelo al disputar un balón con Fali, en presencia de Pérez Pallás. Foto: LOF

El Nástic respondió con un cabezazo de Manu Barreiro, que remataba una falta desde la esquina botada por Fali. Y en una sensación constante de igualdad, con la tensión empezando a asomar en el equipo de Enrique Martín, llegó el grave error de Miguel de las Cuevas que, finalmente, decidiría el partido. El alicantino, como último hombre del equipo, perdió el balón entre Thioune y Luis Suárez. El delantero se marchó en vertical a buscar a Carlos Abad y De las Cuevas -el segundo jugador más veterano del equipo-le agarró descaradamente. Pérez Pallás expulsó al jugador blanquiverde y señaló golpe franco directo en la frontal del área. El lanzamiento de Fali, por la escuadra, resultó imparable para el arquero blanquiverde.
Tras una hora de trabajo al Córdoba se le desmontó un chiringuito que, por todo lo que venía arrastrando hasta la previa, se veía cogido con alfileres. Con media hora por delante y en inferioridad numérica el Córdoba tiró de lo único que no debía tirar: del desorden. Fuera por una intención clara de que todo ya estaba probado y no había mucho más o se llegara a esa solución por la vía del corazón y olvidar todo lo anterior, los jugadores blanquiverdes (ayer de azul) intentaron irse hacia adelante sin ton ni son, dejando atrás espacios suficientes como para que el Nástic cerrara el encuentro definitivamente. No lo hizo porque Pol se encontró con el palo (min. 88) y porque Luis Suárez necesita, como mínimo, más ocasiones que Piovaccari para anotar. El delantero grana la tuvo antes del minuto 70, con un disparo desviado, también en el minuto 75, que le sacó Carlos Abad y otra más, tiempo después, en una opción en la que se quedó en fuera de juego tras una finalización penosa del Nástic. Sí, el Córdoba también tuvo dos, ambas en los pies de Piovaccari -el jugador más veterano del equipo.. La primera, se la sacó Salva cuando el italiano se disponía a fusilar a Bernabé en una acción en la que los blanquiverdes reclamaron penalti -al igual que uno, clarísimo, de Loureiro a Pol, minutos después-, y otra en una chilena espectacular desde la frontal del área a la que respondió Bernabé con una mano prodigiosa.

De un partido con Reyes a un partido de Reyes, ambos para no olvidar. Porque de este último se han de valorar los problemas, no pocos, de este Córdoba, pero también se han de tomar muchas notas. Una, que a este equipo ni la experiencia le vale. 

Gimnàstic de Tarragona - Córdoba (1-0)

Gimnàstic: Bernabé Barragán; Salva, Fali, Djetei, Abrahám; Pipa (Pol Valentín, min.83), Thioune, Imanol, Javi Jiménez (Brugui, min.66); Luis Suárez y Manu Barreiro (Uche, min.74)

Córdoba: Carlos Abad; Loureiro, Luis Muñoz, Quintanilla, Quezada (Valentín, min.78); De las Cuevas, Álex Vallejo (Quim Araujo, min.67), Aguado; Jaime Romero, Piovaccari y Sebas (Andrés Martín, min.64).

Gol: 1-0, min.58: Fali.

Árbitro: David Pérez Pallas, (comité gallego). Mostró cartulina amarilla a Bernabé (min.32) y Thioune (min.52), por parte local; y a Jaime (min.32) y Aguado (min.41) por parte visitante. Expulsó al visitante De las Cuevas (min.56).

Incidencias: encuentro de la vigésima jornada de Segunda División disputado en el Nou Estadi de Tarragona ante 5.211 espectadores.

Temas relacionados
 

   
7 Comentarios
07

Por frankcordoba1 12:25 - 07.01.2019

""SIN BUENA HARINA....NO SE PUEDE HACER BUEN PAN...POR MUCHO QUE LA AMASEMOS"" DESDE HACE MESES LO VENGO DICIENDO...NO HAY MAS CIEGO QUE EL QUE SE TAPA LOS OJOS PARA NO VER...SR LEON..AHORA QUE EMPIEZA LA EPOCA DE ""PODER CAMBIAR DE TRIGO..PARA OTRA HARINA""..¿¿VA USTED A DEJAR QUE SIGAMOS COMIENDO CADA JORNADA ESTA AMARGO PAN DE ANGUSTIA Y DERROTAS,HASTA QUE NOS QUEDEMOS SIN ESPERANZAS??...PUES ESO...HAY QUE CORRER RIESGOS E INVERTIR,CLARO QUE PARA ELLO HAY QUE TENER EN PLANTILLA GENTE QUE SEPA Y ENTIENDA DE FICHAR Y OTROS QUE ENTIENDAN DE JUGAR AL "BALON"..ESA COSA REDONDA POR LA QUE SE COBRA.....SUERTE Y QUE SAN RAFAEL NOS PROTEJA,PORQUE LO QUE ES CON LO QUE HAY, ESTE AÑO NO NOS LIBRA NI""MOYANO EL LATONERO""(de feliz memoria)..QUE PENA.

06

Por Antodimar 11:20 - 07.01.2019

Es cierto que el Córdoba C.F. da la impresión de que está perdido, pero hay que reconocer que faltaron dos de los jugadores más determinantes en estos momentos; Blati Touré y Javi Galán. El entrenador seguro que se acordó de ellos, sobre de todo de Blati, que en la victoria contra Las Palmas, fue con diferencia el mejor jugador del partido. Hizo un partido memorable y me recordó en muchas jugadas, nada menos que a Modric. También Javi Lara cuando empezaba a coger onda en el equipo, se lesionó. También la mala suerte se ha cebado con nuestro equipo. De todas formas nos hace falta un delantero centro (Guardiola), como referente.

05

Por Ciudadano Cordobes 10:56 - 07.01.2019

Un partido no se puede ganar jugando el balon en la linea de defensa el balon hay que moverlo en el centro del campon con el tuya mia y a los espacios libres con el movimiento de los jugadores. El Cordoba ayer fue malisimo sin sentido de juego en ninguna linea, no soltaba el balon al compañero que viene de cara, un equipo son doce no uno que quiere hacer la guerra por su cuenta y diez mas. El entrenador erro en el cambio Vallejo por Araujo el cambio era Aguado por Araujo. Esta plantilla tendria que mirar al REUS y sobre todo en lo que ponen en el campo.

04

Por LORENZO 10:50 - 07.01.2019

El sistema de Curro Torres sigue siendo igual que en los dos equipos que ha entrenado en los que lo tuvieron que echar. Hay que ser mas valientes y no menear tanto la perdiz porque ha este paso bajamos para febrero.

03

Por ACastroG 10:19 - 07.01.2019

... Aunque después, calmados los ánimos y vuelta a la esperanza pero, eso sí, siempre movido más por el cariño que por la razón, vuelvo a las andadas y no veo un futuro tan oscuro, aunque para ello tenga que ponerme las gafas de la ilusión, que tengo reservadas para estos casos, y mirando la clasficación me digo: ¡Venga hombre, no seas tan pesimista! y, aunque algo cohibido, por lo bajini, entre dientes, me pongo a tatarear aquello tan famoso que cantan hasta los que están ya desahuciados: SÍ SE PUEDE, SÍ SE PUEDE, SÍ SE PUEDE... Ya ves, Peabe, mis deseos (y los tuyos y los de tantos otros incondicionales) no se han visto cumplidos, pero aún así, seguimos esperando de este Córdoba nuestro de cada jornada.

02

Por ACastroG 10:13 - 07.01.2019

... Pero ni la lógica ni las estadísticas valen para nada, y menos tratándose del equipo de nuestros amores y dolores, porque, ¿de qué sirve ganarle 4-1 a un equipo al alza como era Las Palmas, si a la jornada siguiente no se consigue la victoria ante un conjunto que -como dejamos dicho aquí- estaba desahuciado. (Quien dice que no tengo que tragarme mi pronóstico y, al final, los de Tarragona se quedan por encima de los blanquiverdes) Reconozco que el golpetazo de ayer, nos rebela a los fieles seguidores (al menos a mi), y que con la herida recién abierta cuesta ser objetivo y menos aún optimista. Que uno se deja llevar por la rabia y la desazón y pensando en "lo que podía haber sido y no fue". De subir un puesto a bajar al penúltimo...

01

Por ACastroG 10:05 - 07.01.2019

SIN PALIATIVOS, ni paños calientes, ni buenismos que sólo servirían para ocultar la cruda realidad, que no es otra que la evidencia de un equipo sin consistencia , sin credibilidad, sin continuidad, a mercer de cualquier equipito que pretenda ganar, como ayer fue el caso del Tarragona. El Córdoba no ha sabido o no ha podido -o las dos cosas, porque siempre digo que querer siempre quieren, como buenos profesionales que supongo son- ganarle al equipo más goleado de la competición (33) -después del Córdoba, naturalmente, que se lleva la palma (36)-, a un equipo que sólo ha conseguido marcar 13 goles y que, hasta ayer, había ganado dos de los nueve partidos jugados en su feudo. No es que yo crea mucho en las estadísticas (de las que se dicen son para romperlas), pero éstas eran tan rotundas que, previo al partido, estaba seguro que el Córdoba ganaría ese duelo de perdedores...