+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CASI CINCO AÑOS DESPUÉS

Donde todo fue posible

El Córdoba llega hoy al estadio de Gran Canaria, en el que ascendió a Primera en 2014, con la posibilidad de bajar a la categoría de bronce. Ninguno de los 18 convocados entonces siguen en el club

 

Uli Dávila (c) celebra su gol, que dio el ascenso al Córdoba en el estadio de Gran Canaria, hace casi cinco años. - FRANCISCO GONZÁLEZ

Aquel 22 de junio de 2014 el Córdoba conseguía su mayor hito en los últimos 42 años, los que habían transcurrido desde que abandonó la Primera División en 1972 hasta que regresó, en aquel partido para la historia, a catar las mieles de la máxima categoría del fútbol nacional.

La imagen se congeló a casi minuto y medio del final. El Córdoba perdía por 1-0, el tiempo de descuento avanzaba en su primer minuto de añadido y Las Palmas era, virtualmente, equipo de Primera. Era el último partido del play-off de ascenso, después de que los blanquiverdes, entrenados por Albert Ferrer, hubiesen eliminado al Murcia en la primera eliminatoria. El 0-0 de la ida en El Arcángel dejaba todo para decidir en el isleño estadio de Gran Canaria. Con el tiempo reglamentario cumplido, minuto y medio del descuento consumido, Las Palmas vencía por 1-0 con gol de Apoño, en una jugada en la que falló Raúl Bravo. Un protagonista de lo que estaba por venir.

La afición amarilla saltaba al césped del estadio de Las Palmas y el árbitro paraba el partido. Delegados de campo, jugadores y hasta el presidente de Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, trataban de dialogar con el colegiado, Sánchez Martínez, para convencerle de la mejor decisión para sus respectivos equipos. Ocho minutos estuvo el crono congelado con el minuto y 29 segundos de descuento transcurrido, con los protagonistas hablando con el árbitro, más espectadores saltando al campo y una imagen que hoy es tremendamente familiar y curiosa. Los dos pesos pesados de Las Palmas que más insistentemente conversaban con el árbitro eran Aythami y Deivid. Ambos, con el tiempo, acabarían fichando por el Córdoba. Y ambos, ya en esta temporada 2018/19, regresarían a Las Palmas. Ninguno de los dos saltará hoy como titular al estadio de Gran Canaria. Aythami, de hecho, tiene una lesión que le hará perderse lo que resta de campaña. Deivid, por su parte, lleva tres jornadas sin disputar un minuto y apenas ha jugado 126 minutos con su actual entrenador, Pepe Mel.

Pero ni Deivid ni Aythami pudieron aquel día cubrir a Raúl Bravo cuando este recibía en el segundo palo un centro lateral de Pelayo, en el minuto 2 y 23 segundos de descuento, a 37 segundos del final. Tampoco estuvieron ágiles para bloquear el rechace tras tocar el balón el portero Barbosa. La pelota le caía a Uli Dávila, que remataba a placer y le daba el ascenso a Primera al Córdoba.

Hoy la historia puede ser muy distinta. El fútbol puede ser cruel, y donde entonces cató las mieles del éxito hoy puede confirmar su descenso al infierno de la Segunda División B. El estadio de Gran Canaria es el lugar en el que el Córdoba puede descender con unos protagonistas muy distintos a los de aquel ascenso. Ninguno de los 18 jugadores convocados aquel 22 de junio del 2014 está hoy en el Córdoba. Todo ha cambiado. Además, es la primera visita de los blanquiverdes a ese campo después del ascenso.
Es cierto que el tiempo de descuento de aquel partido demuestra que la esperanza es lo último que se pierde, que cuando menos se espera se puede lograr la proeza. Pero a buen seguro que la inmensa mayoría de cordobesistas encenderá la televisión hoy a las 20.00 horas y recordará el partido del 2014 con una mezcla de nostalgia y rabia. Y con el deseo de que el milagro ocurra, que el Córdoba gane hoy y luego lo haga cuatro veces más, la carambola suceda y salve la categoría, poniendo la primera piedra en Las Palmas, donde todo fue posible una vez, no hace tanto tiempo.

   
3 Comentarios
03

Por ACastroG 12:50 - 12.05.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

... Y es que no podía ser de otra forma. Hay ocasiones en las que un equipo baja de categoría porque, con independencia de la calidad de la plantilla, entra en una dinámica de malos resultados y anímicamente no sabe o no puede reaccionar y no levanta cabeza, aún teniendo jugadores de calidad. Pero no es este el caso del Córdoba, por más que nos duela manifestarlo. Siempre hemos mantenido el criterio de que no es cuestión de ACTITUD de los jugadores. Que no, que ellos son los primeros que quieren demostrar su entrega a los colores y que el fracaso, a quien más perjudica es a ellos. Que es cuestión de APTITUD, de capacidad técnica y física, que es lo que ha faltado y lo que acertadamente ha puesto NAVARRO sobre la mesa. Y para quien no quiera verlo, que eche un vistado a la clasificación y, sobre todo, a los goles encajados. 70, señores, tantos que se ha batido récord de la temporada en todas las categorías. Un equipo que encaje tal número de goles es porque no funciona bien ni en defensa, ni en la media ni en el ataque. Un verdadero desastre que debería avergonzar a los responsables de no haber planificado mejor la temporada.

02

Por ACastroG 12:42 - 12.05.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

... Y es que lo de entonces fue algo impensable hasta para los más optimistas, porque el ascenso parecía una utopía, pero ocurrió porque había algunos argumentos positivos. Pero lo que hoy va a ocurrir (repito, aún en el caso de que el Córdoba ganara), es algo absolutamente lógico, porque lo dicen los números y el juego desplegado por los blanquiverdes a lo largo de toda la nefasta temporada. Y sobre todo, lo dice, lo ha dicho literalmente el Sr. Navarro: "Esta categoría exige tener a jugadores con un poquito más de calidad". Por fin, alguien que pone el dedo en la llaga de una manera clara y contundente. Quizá no con la crudeza que podría haberlo dicho, porque, lo de "un poquito más de calidad" se queda corto, pero los aficionados sabemos que no ha querido herir la dignidad deportiva de los jugadores y les ha otorgado un márgen de "calidad" que, la verdad, no se ha visto por ningún lado. No sabemos como habrá caído entre la plantilla, porque la declaración, aunque moderada y educada, tiene mucho de denuncia que afecta directamente a los jugadores. Pero ha dicho lo que tenía y debía decir, porque esa y no otros argumentos son los que han enviado al Córdoba a la de Bronce...

01

Por ACastroG 12:32 - 12.05.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Me decía un "graciosillo" ocurrente sobre el partido de esta tarde en las islas: "hombre, a ver si hoy conseguimos otra vez el ascenso a Primera". Que paradoja tan cruel, hace ahora casi 5 años, el Córdoba, rozando el milagro, en un partido atípico por como se consiguió la victoria, logró la gloria de volver a la División de Honor. Entonces fue el ORO, hoy será el BRONCE. Y lo más doloroso es que, aún repitiendo la victoria, no serviría para nada porque las distancias con la salvación son enormes...