Kiosco

Diario Córdoba

LA EMPRESA LOGRA MEJORAR EL RENDIMIENTO TÉCNICO HIDRÁULICO DE TODAS SUS CANALIZACIONES

Aguas de Montilla garantiza el 83% de efectividad de su red

La firma usa tecnología «de última generación» para localizar pequeñas fugas en las tuberías | El Ayuntamiento ha iniciado ya la construcción de una planta fotovoltaica en la depuradora

Dos operarios de Aguas de Montilla reemplazan un colector situado en la avenida del Marqués de la Vega de Armijo. JOSÉ ANTONIO AGUILAR

Aguas de Montilla, la empresa mixta formada por Hidralia y por el Ayuntamiento de Montilla para la gestión del ciclo integral del agua, ha logrado alcanzar un «rendimiento técnico hidráulico» superior al 83 por ciento.

Así lo ha asegurado el gerente de la firma, Lorenzo Cuenda, quien ha hecho hincapié en que «el indicador que permite medir la efectividad y el mantenimiento de las redes de distribución en la ciudad permite afirmar que Montilla cuenta con un suministro de agua estable y de calidad».

Pese ello, la empresa pretende «mejorar» este nivel de rendimiento mediante actuaciones que permitan «seguir minimizando las pérdidas de agua», además de ampliar la vida útil de las redes. «Todo ello con el objetivo de evitar que se produzcan fugas y aproximarnos lo máximo posible a un rendimiento hidráulico del 100 por cien», según Cuenda.

Por este motivo, la firma participada por el Ayuntamiento de Montilla ha decidido continuar con la mejora de las redes, en la línea de actuaciones anteriores, como las que se han llevado a cabo en las avenidas de Andalucía e Italia o en la Puerta de Aguilar, a las que se unirán las mejoras que se ejecutarán en la avenida de Málaga y en un nuevo tramo de la avenida de Italia.

«A ello hay que sumar el trabajo continuo que se realiza en la localización y reparación de fugas, para lo que se ha realizado la sectorización de las redes y el control continuo de presiones en determinadas zonas, que ayudan a minimizar pérdidas», explicó Lorenzo Cuenda, quien añadió que para ello se emplea tecnología «de última generación», como detectores de ruido que permiten descubrir pérdidas de agua en la red «por muy pequeñas que sean».

El objetivo de las diferentes actuaciones y de las futuras inversiones previstas no es otro que el de «avanzar en el propósito de alcanzar un uso eficiente del agua y en la reconstrucción verde de Montilla», mediante un «modelo de crecimiento sostenible» a través de infraestructuras adaptadas a «los nuevos desafíos que plantea el cambio climático», en palabras del gerente de Aguas de Montilla.

Por otro lado, la firma continúa con su plan para cumplir con los objetivos de la Agenda 2030 de Naciones Unidas y lograr la «autosuficiencia energética» de sus instalaciones. Por ello, ya se encuentra en ejecución la construcción de una planta fotovoltaica en la Estación de Depuración de Aguas Residuales (EDAR), una infraestructura que cuenta con el apoyo de la Unión Europea, gracias a una subvención de 190.000 euros que permitirá alcanzar un ahorro energético de unos 160.000 kilovatios al año, lo que supone el 18,5 por ciento del consumo actual de las instalaciones.

«De esta forma se podrán reducir las emisiones anuales de CO2 en 84 toneladas, reforzando nuestro compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad», apuntó el gerente de Aguas de Montilla, quien confirmó que, además, la empresa ya trabaja en varios proyectos para la creación de nuevos sistemas fotovoltaicos que permitan lograr la autosuficiencia de las estaciones de bombeo y de aguas residuales que existen en el municipio de la Campiña Sur.

«La intención es que las infraestructuras del polígono Llanos de Jarata y del Hospital Comarcal de Montilla sean las primeras en contar con paneles fotovoltaicos que les permitan funcionar con energía solar», avanzó Cuenda.

Rechazo de productos fitosanitarios

La empresa mixta Aguas de Montilla ha eliminado el uso de productos fitosanitarios en la gestión de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) ubicada en el paraje de Tintín, a las afueras del casco urbano. Gracias a esta medida, la firma evita que productos como herbicidas, insecticidas o fungicidas lleguen a filtrarse a las aguas subterráneas y, por tanto, las puedan afectar en su calidad. «La eliminación de este tipo de productos en la gestión de la estación depuradora mejorará su entorno, ya que se ha demostrado que estos fitosanitarios son una de las principales causas de la pérdida de insectos polinizadores, por lo que contribuye a la mejora de la biodiversidad», tal y como destacó el gerente de la empresa, Lorenzo Cuenda. De esta manera, desde Aguas de Montilla han optado por otras opciones que no generan impacto ambiental y que se basan en el uso de «métodos sostenibles», como la aplicación de productos ecológicos no tóxicos o de técnicas alternativas para el tratamiento de la planta. A finales del pasado año, esta firma formada por Hidralia y por el Ayuntamiento de Montilla puso en marcha un proyecto para preservar la biodiversidad en sus instalaciones. Entre las medidas más novedosas destaca la implantación de un «hotel» para insectos, un espacio preparado para que distintas especies puedan refugiarse a invernar o poner sus huevos. «También se colocaron cajas nido para aves y para murciélagos, así como un mariposario», recordó Cuenda, quien recalcó que Aguas de Montilla «busca la preservación del entorno» y generar «el mínimo impacto ambiental posible en su actividad». 

Compartir el artículo

stats