Kiosco

Diario Córdoba

DÍA INTERNACIONAL POR LA IGUALDAD en las retribuciones laborales

La inflación agranda la brecha salarial a pesar de las subidas del sueldo mínimo

Los sindicatos advierten que el alza de los precios afecta más a las mujeres | Reclaman planes de igualdad y un nuevo incremento de los salarios más bajos

La brecha salarial más alta se da en los ámbitos con remuneración más alta, como los bancos, y la más baja se encuentra en el sector agrícola. CÓRDOBA

El incremento sostenido y desorbitado del Índice de Precios al Consumo (IPC), que en el último año ha crecido en Córdoba un 11,2%, según la última referencia publicada por el Instituto Nacional de Estadística, ha anulado en menos de un año el efecto positivo de las sucesivas subidas del salario mínimo interprofesional, agrandando de nuevo la brecha salarial. Este domingo se celebra el Día Internacional por la Igualdad Salarial, una meta que la inflación vuelve a situar lejos del alcance de muchas mujeres.  

Más sueldo más gasto

El gasto anual crece unos 2.800 euros al año

El aumento generalizado de los precios, que afecta a todos los capítulos de gasto de los hogares, desde los suministros básicos a la cesta de la compra, ha aumentado una media de 234 euros al mes el gasto de los hogares cordobeses, según un estudio de la consultora de Inteligencia Artificial AIS. Aunque Andalucía no es la comunidad donde se prevé un incremento más desorbitado del gasto, se estima que si la inflación continúa disparada, por encima del 10%, el dispendio extra ascenderá a unos 2.800 euros por familia, pasando de 26.965 euros de media en el 2021 a casi 30.000 en el 2022. 

Mientras el gasto ha subido en un año 234 euros mensuales, el salario mínimo interprofesional (SMI) ha crecido desde el 2019 en 279 euros hasta situarse en 1.000 euros (por la jornada completa) este año, lo que muestra el efecto nulo de los incrementos en el poder adquisitivo de los trabajadores en situación más precaria, sobre todo, sectores como la limpieza, la agricultura, las clínicas privadas o la ayuda a domicilio, donde el porcentaje de mujeres empleadas es mayoría aplastante. De ahí que los sindicatos planteen ahora una nueva subida a 1.100 euros del salario mínimo interprofesional, La otra cara de la moneda muestra cómo, si el salario mínimo sigue subiendo sin que los salarios intermedios lo hagan, próximamente se igualarán por debajo las categorías inferiores. Según los últimos datos de salarios publicados de la Agencia Tributaria, correspondientes al 2020, la brecha salarial en el sector agrícola es de 1.709 euros anuales mientras que en el comercio asciende a 4.545, en Industria se eleva a 6.705 euros y en Servicios Sociales de 6.195 euros. La diferencia más grande se da en los ámbitos con remuneración más alta como los bancos, donde las mujeres cobran una media de 10.897 euros menos que los hombres.  

Mercado laboral

Más temporalidad y más precariedad 

La secretaria de Mujer de CCOO en Córdoba, Raquel Ruiz, afirma que «la inflación está afectando más a las mujeres que a los hombres, precisamente porque sus empleos son más precarios, parciales y temporales, de ahí la importancia de que se produzca una subida salarial justa en los convenios y un nuevo incremento del salario mínimo interprofesional». En su opinión, para atajar la brecha salarial también es clave que cada vez más empresas cuenten con planes de igualdad con los que fomentar medidas de corresponsabilidad y conciliación en las empresas, ya que «las cargas familiares que recaen habitualmente sobre la mujer están íntimamente relacionadas con la brecha salarial». Para CCOO, universalizar el cuidado de los hijos y familiares dependientes haría posible que no sea siempre la mujer la que se vea abocada a sacrificar parte de su sueldo, algo especialmente relevante en un contexto de subida de precios como el actual, en el que el poder adquisitivo de los trabajadores ha caído en picado. 

Las mujeres cobran una pensión un 19,46% más baja que la de los hombres

decoration

Administración pública

Ellas también cobran menos en lo público

Trabajar en la administración pública no es una garantía contra la brecha salarial. Aunque a igual trabajo, la retribución prevista sea la misma, las contrataciones y las dificultades para la promoción establecen un sesgo de género que, según un informe del sindicato CSIF, muestra que las mujeres cobran entre 1 y 1,5 euros menos por hora de trabajo que los hombres. La diferencia entre contrataciones temporales de hombres y mujeres subió un 33,8% en el 2021 respecto al año anterior. Asimismo, hay un 73,6% más mujeres con jornada a tiempo parcial que hombres y el número de mujeres que se acoge a una excedencia por cuidado de menores/familiares y agrupación familiar casi triplica al de hombres. Si faltan planes de igualdad en las empresas privadas, CSIF denuncia la falta de planes de igualdad que favorezcan la corresponsabilidad y eviten que el peso de los cuidados familiares, las excedencias y demás medidas de este tipo sigan recayendo en las mujeres, también cuando trabajan en las administraciones públicas. Andalucía está entre las comunidades que no tiene un plan de igualdad para todos sus trabajadores.

Más mujeres en paro

El acceso al empleo es también más difícil

La brecha entre hombres y mujeres no solo afecta a quienes tienen un empleo sino que se refleja en el acceso mismo al trabajo. Según el último informe del Mercado Laboral en Córdoba del Ministerio de Trabajo, el perfil de la persona desempleada en la provincia lleva años siendo el mismo y corresponde a una mujer de entre 45 y 54 años de edad, con nivel formativo de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) o estudios primarios, que procede del sector servicios y lleva más de un año demandando empleo. Con tres meses consecutivos de incremento en las cifras del paro, esa brecha de género sigue acentuándose.

Final de la vida laboral

El efecto del IPC en las pensiones

El último informe de UGT sobre la brecha salarial en Córdoba pone el acento en los efectos que la brecha salarial está teniendo en las pensiones. Los últimos datos reflejan que las mujeres de la provincia cobran una pensión un 19,46% más baja que los hombres, lo que supone que, tras la jubilación, ellas ingresan 3.316 euros al año menos que ellos. En los matrimonios españoles hay casi el doble de mujeres que hombres en paro, lo cual se deja ver al cabo de los años en las pensiones. La diferencia de ingresos, según la responsable de Igualdad de UGT, Paqui Haro, es especialmente sangrante en la actualidad debido a la subida del IPC, que ha reducido notablemente el poder adquisitivo de las mujeres pensionistas de Córdoba, una de las provincias con las pagas más bajas de España. Este año, el Gobierno aprobó un incremento del 2,5% para las pensiones contributivas y un 3% para las no contributivas, lo que queda muy lejos de la subida del 11,2% del IPC. 

Compartir el artículo

stats