Kiosco

Diario Córdoba

CORDOBESES DEL AÑO Lola Carmona y Miguel Cabezas Gerentes de Cabezas Carmona

«Una ciudad sin gastronomía no tiene sentido, es cultura»

«Todos los negocios para nosotros tienen algo de romántico y bonito», afirman

Lola Carmona y Miguel Cabezas, gerentes de Cabezas Carmona. A.J. GONZÁLEZ

En 1994, se encargaron de reabrir la mítica Casa Pepe de la Judería y fundar el grupo Cabezas Carmona. Ahora, 28 años después, suman incontables proyectos y están al frente de Casa Pepe, Casa Rubio, Taberna El Número 10, Las tapas de Casa Pepe, La Convitería o Hacienda Santa María.

Su historia comenzó con Casa Pepe de la Judería. No debe de ser fácil adaptar un lugar histórico a los nuevos tiempos.

Miguel fue muy atrevido. Yo trabajaba en una carnicería en esa época, Miguel estaba en un sitio de referencia en esa época, un restaurante con mucha calidad y mucho prestigio. Él hacía un trabajo fantástico y al final no se veía reconocido, y tenía mucha ilusión de hacer algo por él mismo y que yo también lo acompañara, porque la verdad es que nos veíamos muy poco. Nos gustó mucho la idea, con mucho miedo pero un reto. Cuando eres joven, no da tanto miedo. Es más la ilusión, las ganas y las fuerzas que tienes que el miedo. La casa estaba muy deteriorada, pero cuando fuimos a verlos, nos encantó el sitio. La madre de Miguel nos tuvo que avalar, porque no teníamos ni un duro. Imagínate, trabajadores los dos.

¿Una historia de amor y emprendimiento?

Lo hemos llevado bien, sinceramente. Desde luego que es una historia romántica.

¿Es el proyecto al que más cariño le tienen?

Casa Pepe fue muy romántico, porque fue inicio de unión. Pero también fue muy bonito cuando abrimos el Hotel Lola, que ya no existe. Pero creo que todos los negocios para nosotros tienen algo romántico y bonito. También la Taberna el Número 10. Nos encantan los vinos generosos y nos gusta defender los vinos de Córdoba, y los hemos reivindicado siempre. Este es un sitio donde la gente joven se puede iniciar en el vino, que es algo muy importante. Se hace una explicación a la gente, se pone vino con cada tapa… Es como contarle la historia de nuestros vinos.

También ustedes han sabido adaptarse a los tiempos y las circunstancias. Un ejemplo de ello es el proyecto Pepe en tu casa.

Si nos remontamos al inicio, en ese tiempo no se servían nada más que raciones y medias raciones, pero una herramienta fantástica para el turismo y para la cultura se estaba perdiendo. No era fácil que te pusieran una tapa de croquetas, de salmorejo, de muchas cosas. Nosotros entramos en Casa Pepe rescatando toda la gastronomía esa que, de alguna manera, no te la ponían en pequeños platos. Y, ahora, dando ese salto grandísimo, resulta que en la pandemia vimos la posibilidad de sacar nuestra gastronomía a la calle. Todo el mundo vio muy bien apostar por esa idea. Hemos ido desarrollándola, tenemos un software y un hardware nuevos, una gente super implicada y maravillosa, reivindicamos mucho a nuestros proveedores y los clientes que empezaron a apoyarnos. Si eso es innovación, desde que tenemos uso de razón hemos creído en eso.

La Hacienda Santa María y La Convitería son sus últimos trabajos puestos en marcha.

Siempre hemos tenido la ilusión de tener un sitio de bodas y catering, no salían sitios pero eran a lo mejor muy lejos de Córdoba. Nos ofrecieron este sitio (Hacienda Santa María) y lo vimos viable. Las vistas que tiene de Córdoba son maravillosas. Cuando vino la pandemia, también nos hizo cuestionarnos que teníamos todos los negocios en la Judería. Todos los negocios en un sitio turístico. Te planteas tener otro sitio donde la gente tenga algo con bastante terraza, en otro barrio donde puedas vivir de gente de Córdoba, no del turista. Y, sobre todo, una cocina de producción que sirve para nutrir a nuestros negocios y rentabilizar ese espacio con esa apuesta fantástica. Y La Convitería es una apuesta de la empresa por personalizar ese modelo, pero no para 100, 200 o 500 personas, sino para 40, 30, 20, 10. Vamos al sitio donde me digas y te hacemos, personalizado, ese tipo de evento. Son cambios necesarios para el crecimiento de la empresa.

¿Qué es la gastronomía para ustedes?

La gastronomía para nosotros es algo super importante. Creemos que una ciudad sin gastronomía no tiene sentido. La gastronomía para nosotros es cultura.

¿Qué supone para ustedes un reconocimiento como el de los Cordobeses del Año?

Ha sido una grata sorpresa. No lo esperábamos porque no nos creemos tan importantes. Somos personas humildes, trabajadoras. Es verdad que nunca hemos dejado de trabajar, pero que nos reconozcan con esto tan importante es un orgullo y una satisfacción. No creo que nos merezcamos tanto. Lo agradecemos de corazón.

Compartir el artículo

stats