Kiosco

Diario Córdoba

REPORTAJE

Muchas menos casas a cuestas

La subida de precios de los carburantes, la incertidumbre por la guerra en Ucrania y la inflación general frenan la tendencia al alquiler de autocaravanas | Los amantes de esta práctica reducen el número de días para viajar

Las asociaciones prevén que estos espacios tardarán más en estar completos que otros años. A.J. GONZÁLEZ

Pedro Miguel González, muestra la pantalla del móvil de su acompañante. Conchi tiene descargadas varias aplicaciones para localizar áreas donde estacionar la autocaravana, así como otras que indican las gasolineras más baratas de España. «Muchos de nuestros compañeros de la asociación tienen estas mismas aplicaciones descargadas», comentan. Se refieren a los integrantes de la asociación nacional Plataforma de Autocaravanas Autónoma (PACA), de la que Pedro Miguel es secretario. El pasado fin de semana él y su familia viajaron en su autocaravana hasta Aranjuez a una asamblea de socios aunque, según comenta Pedro Miguel, «muchos no van porque no pueden costearse el viaje debido al aumento del precio del gasoil». 

Con el comienzo de las vacaciones de Semana Santa, lo acostumbrado para los dueños de los concesionarios de autocaravanas era el aumento de los alquileres de estos vehículos. Incluso al final del confinamiento, la idea de unas vacaciones con la casa a cuestas resultaba seductora por la independencia y la seguridad de obtener un espacio propio al aire libre. La temporada del 2022, sin embargo, muestra hasta el momento un panorama muy distinto. «Si una autocaravana tiene un depósito de unos 90 litros de capacidad y cada litro cuesta casi dos euros, no hay más que hacer cuentas», explica Pedro Miguel. «También hay que considerar que una autocaravana es un vehículo sobredimensionado y nada aerodinámico, por lo que la poco resistencia al aire provoca un mayor gasto», añade. 

La falta de micro componentes retrasa la entrega de estos vehículos e impulsa la segunda mano

decoration

Al gasto del carburante se suma, para quienes no se deciden a comprar su propia autocaravana, el aumento del precio en los alquileres. En temporada alta, un día de alquiler puede rondar los 140 euros. Pedro Miguel es tajante al respecto: «No sale nada rentable, en muchos caso es más económico un hotel». Por ello, las sensaciones que recibe de la asociación es que «esta Semana Santa los aparcamientos terminarán llenándose, pero mucha gente optará por realizar rutas más cortas o incluso no llegarán a salir», añade.

Unas circunstancias que Daniel López Márquez, de la empresa familiar Autocaravanas Márquez, corrobora. «Sí que hemos notado muchas menos reservas que en años anteriores, sobre todo en los picos más altos de subida del carburante. Ahora que se han puesto en marcha las bonificaciones, parece que la cosa se anima», reconoce. Este concesionario, situado a las afueras de Córdoba, cuenta con un parking del que ahora salen menos autocaravanas rumbo a unas vacaciones idílicas en familia. «Si antes alquilábamos para 7 días, la tendencia actual es para viajes de 3 o 4 en lo que se refiere a un nivel adquisitivo medio», reconoce Daniel.  

Caída en el sector

El turismo de caravaning, término que incluye tanto a las autocaravanas como a las caravanas (vehículo que requiere de otro que lo remolque), tiene gran demanda en Europa y ha ido adquiriendo una popularidad creciente en España desde 2015, que se mantuvo incluso en los tiempos menos restrictivos de la pandemia por la seguridad que suscitaba entre los usuarios. Esto ha llevado a un aumento de la demanda. En el 2021, las matriculaciones de autocaravanas supusieron el 17 por ciento de las matriculaciones de vehículos a nivel nacional, con el 10 por ciento de estas realizadas en Andalucía, donde Córdoba ocupó el sexto lugar. Esto supuso un crecimiento del 14 por ciento a nivel nacional con respecto a otros años. Así lo indica Raúl Vaquero, de la Asociación Española de la Industria y el Comercio del Caravaning. No obstante, el sector enfrenta serias dificultades. «Pese a la alta demanda, hay muchas menos reservas de alquiler y por menos días que antes. La Semana Santa terminará al cien por cien, pero en años con el combustible más bajo habríamos estado al cien por cien desde mucho antes», incide Raúl Vaquero.

Las matriculaciones de autocaravanas aumentaron un 14 por ciento en el año 2021 a nivel nacional

decoration

En Aseicar llevan un tiempo planteando el aumento de la producción para hacer frente a la demanda. No obstante, la producción de estos vehículos está enfrentando varios obstáculos como la inflación generalizada, la huelga del transporte de hace unos días y el desabastecimiento de los microchips. «Las dificultades para comprar una autocaravana nueva dan lugar al impulso del mercado de segunda mano que, con frecuencia, da salida a vehículos más contaminantes y no homologados», comenta Raúl Vaquero. 

Pedro Miguel González tiene constancia de que muchos usuarios de la Plataforma de Autocaravanas a la que pertenece tienen que hacer frente a meses de espera para renovar su vehículo. Según José Manuel Rodríguez, gerente de la Asociación Provincial de Talleres y Automoción de Córdoba (Atradeco), el incremento de los precios de los microcomponentes y la crisis de los proveedores da lugar a esa tardanza. «Para que un sector funcione tiene que haber suficientes vehículos nuevos y vehículos de ocasión, pero en un nivel proporcional porque si no se renuevan los vehículos las reparaciones se alargan, se dejan para mucho más tarde, lo que pone en riesgo la seguridad y, además, perjudica tanto a los concesionarios como a los talleres de reparación», matiza José Manuel Rodríguez, quien alude a los 800 talleres de reparación y 50 concesionarios de la provincia de Córdoba, a una cadena que vive conjuntamente tanto lo positivo como lo negativo. No obstante, José Manuel mira con esperanza al futuro, convencido de que los concesionarios solventarán los obstáculos y harán frente a la demanda. Mientras, el sueño de libertad sobre ruedas mantiene una fuerte presencia. 

Compartir el artículo

stats