La actividad no cesa en la sala de prensa del estadio El Arcángel. El Córdoba CF presentó este jueves a Ekaitz Jiménez y Toni Arranz, dos jugadores que ya han demostrado en lo que se lleva de pretemporada que pueden convertirse en piezas muy importantes para el entrenador Germán Crespo. El lateral vasco es “versátil” bajo el criterio del director deportivo Juan Gutiérrez Juanito. “Necesitábamos un lateral ofensivo que surtiera de balones a la línea de ataque. Lo veníamos siguiendo desde hace un par de años, esperamos que relance su carrera y estamos convencidos de que dará alegrías al cordobesismo”, apuntó el gaditano.

Ekaitz: “La propuesta es apretar en campo contrario”

El jugador de 25 años indicó que el curso pasado, dentro del filial de la Real Sociedad, jugó “mucho de carril” al disponer de “tres centrales”. Consideró que puede aportar “en la línea de ataque” al gustarle “ser profundo y jugar por fuera”. No obstante, recordó que lo primero en su posición es “defender”. En el País Vasco hizo toda su carrera sénior y ya tenía “ganas de salir”. El interés del Córdoba le llamó “la atención”, sobre todo porque conoció al club “en Primera” y le encantaba la ciudad. “En cuanto lo supe no dudé en venirme. Esté en la categoría que esté es el Córdoba”, remarcó.

Ni el sofocante calor cordobés mermó su ánimo. “Todo el mundo me lo decía y me he acostumbrado muy bien”. Por el momento, en las tres semanas de pretemporada, el grupo se está “conociendo” al ser “todos nuevos”. Pese a que “cuesta”, poco a poco se están haciendo “los unos a los otros”. El sistema de juego de Crespo también debe asimilarlo, aunque a priori le viene a la perfección. “Jugamos muy profundos ofensivamente, me gusta serlo y la propuesta es apretar arriba en campo contrario”. Los blanquiverdes “arriesgan”, algo que a él le gusta y le “convence mucho”. Todo ello se vio reflejado en el choque frente al Marbella FC, incluso, dando una asistencia. “Con Willy llevo unos días que me la pide siempre por delante, la primera que tuve así lo hice”. Y es que, con el extremeño en el área, “hay que ponerle todas”.

Por último, Ekaitz habló de su gran temporada en la Real Sociedad B y el ascenso del bloque dirigido por Xabi Alonso a Segunda División. “Veníamos de un año anterior que por la pandemia se cortó la Liga a falta de 10 jornadas y nos encontrábamos a dos o tres puntos del play off. La clave fue que se mantuvo el bloque, atacábamos once y también defendíamos los once”. La “regularidad” y la pizca de “suerte” fraguaron el victorioso desenlace.

Toni Arranz: “Quiero devolver al Córdoba donde merece”

El medio, mientras tanto, es un experimentado futbolista a sus 27 años. Juanito expuso que “teníamos una carencia por la salida de Alberto del Moral y, aunque no nos da lo mismo, posee unas características diferentes y complementarias para el equipo”. El director deportivo destacó su “muy buen pie” y reconoció que depositaron “mucha confianza en él” en pos de “cumplir los objetivos”.

El madrileño, que desea “devolver al Córdoba donde merece”, será uno de los hombres referentes por su situación de juego. “Estando en el medio y controlando casi todo el campo, colocas a los compañeros”. El centro del campo es “la máquina del equipo”, un lugar donde debes “hablar a los compañeros” convirtiéndose así en “fundamental” dentro de la disposición táctica de cualquier escuadra.

Su adaptación, hasta el momento, está siendo “bastante buena”. En el conjunto cordobesista había “una base sólida que se mantiene” y la acogida hacia los buenos fue destacada. “Nos encaminan a lo que el club representa y ellos quieren, por lo que estoy súper contento del vestuario y la familia que hay en él”, comentó. Para acabar, se le cuestionó en torno a su estancia en muchas entidades de Segunda División B. “En esta categoría es muy complicada la fórmula de hacer una plantilla. Aquí es buena la empleada, con gente que tiene experiencia en varias categorías y jugadores jóvenes que llevan también tiempo. Esa combinación puede ser la idónea para conseguir el objetivo”, finalizó.