Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

"Aguas estancadas", por Ignacio Luque

IGNACIO LuqueIGNACIO Luque
11/05/2007

 

El agua ha sido considerada un elemento purificador en muchas religiones. Así, la entrada en el cristianismo se produce a través del bautismo. También en el budismo se utiliza como paso a la limpieza y pureza espiritual y/o mental.

Resulta por ello cuando menos irónico, que los encargados de administrar en la provincia este bien tan preciado parezcan ateos contumaces. O quizá pertenezcan a la secta aquella de Carlos Jesús y viajen a diario a Raticulín . Así se entiende que, en las maneras a la hora de manejar la empresa, sobre todo en lo que al tema laboral se refiere, usen métodos de otros tiempos (épocas que, políticamente, son las que ellos más critican de cara a la galería en tabernáculos, catas y tascas) y no los que se supone deberían tener, dada la ideología de los que los colocaron ahí, algunos de manera "digital", por cierto.

A alguno en concreto de estos habría que remitirle de nuevo al refranero español, y recordarle aquello de "ni bebas agua que no veas, ni firmes carta que no leas". Añadiría yo: "Y si la has leído, piénsalo bien antes de firmar".

Al resto y a los técnicos, los que de verdad dan el callo, les diría que quizá deberían instalar depuradoras más arriba, bastante más arriba, a ver si así además de agua, depuran otros elementos que la rodean. Y si no funciona (hay bacterias resistentes), siempre se pueden abrir puertas y ventanas y que corra el aire y el conocimiento.

En todo caso, siempre se puede recurrir a una depuración drástica (esa que se utiliza tras intentar apelar a la inteligencia del interlocutor y éste, ser unicelular, "no sabe, no contesta") y recurrir a la vía legal para limpiar las aguas fecales o estancadas. Esas que no están en los pantanos. Ya digo: arriba, bastante más arriba.

 


 

Última hora
Opinión
Posible SPAM

Otra mayoria absoluta

Por: Manuel Fernández

La vida por escrito

Vergüenza debe de darte

Por: Miguel Aguilar

La rueda

Reflexión ya

Por: Emma Riverola

Colaboración

Adolescentes

Por: José Zafra Castro

Tribuna libre

Mejor empleo; trabajo nos sobra

Por: Ana Pérula

Para ti, para mí

Córdoba y la cruz

Por: Antonio Gil

Las noticias más...