Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

VER, OÍR Y CONTAR

¡Gracias, don Felipe!

El Ayuntamiento denomina Felipe Trujillo Bañón al paseo del núcleo de población mellariense de Ojuelos Altos como homenaje a la labor que este querido médico desarrolló durante más de cuarenta años en esta aldea de Fuente Obejuna

Por Eva María HERAS SANCHEZ
28/10/2013

 

El médico que tranquiliza a unos padres primerizos que piensan que el parto es inminente cuando faltan meses para que su hijo nazca o que visita diariamente a un enfermo, hasta que se cura, consiguiendo que la familia ni se percate de su gravedad. El mismo que interrumpe su partida de cartas para resolver el problema menstrual de una joven o el que repara su propio coche, apodado "la jabonera". El autor de estas hazañas , Felipe Trujillo Bañón, recibió ayer un homenaje póstumo en Ojuelos Altos de un buen número de vecinos; su extensa familia; representantes de la Alcaldía en otros núcleos de población; las concejalas Joaquina Alonso, Montse Ventura, Lidia de Dios; el alcalde pedáneo, Antonio Arellano; y uno de sus antecesores y promotor del acto, Manuel Rodríguez Durán. El homenaje comenzó con la lectura, por parte de la alcaldesa, Isabel Cabezas, del acuerdo plenario en que se acordó dar el nombre del doctor al paseo de la aldea y el descubrimiento de la placa junto a Inés y Felipe, los hijos de "don Felipe", que agradecieron la muestra de cariño. También recordaron cómo trabajaba cuando no había ni agua, ni electricidad en la aldea y él se desplazaba a otras a lomos de una mula, un burro o un caballo "que le traían, porque no tenía ni para comprarse uno". Ojuelos Altos se rinde así ante este médico rural.

1 Comentario
01

Por juana 14:40 - 28.10.2013

Gracias a todos y cada uno de los vecinos de Ojuelos Altos por este reconocimiento. El hizo de esta pequeña aldea su hogar, allí nacieron sus hijos y también la mayoría de sus nietos. Para nosotros es un punto de referencia, el lugar que nos acoge con cariño. Papá Felipe habría disfrutado de este reconocimiento con humildad y emoción.

Última hora

Las noticias más...

Gala Cordobeses del Año

Puedes consultar el PDF especial que hemos publicado con motivo de la gala.

Pulsa aquí