La “tripledemia”: qué es y sus peligros

La concomitancia de tres virus respiratorios puede aumentar la mortalidad entre la población de riesgo y/o saturar de nuevo los servicios sanitarios

La tripledemia qué es y sus peligros

La tripledemia qué es y sus peligros

No salimos de un charco para meternos en otro: superada la etapa más crítica de la pandemia, una nueva amenaza se cierne sobre nosotros. Y es que la probabilidad de que se presente una “tripledemia” no es, ni mucho menos, remota.

Qué es la “tripledemia”

Este vocablo de nuevo cuño se está aplicando médicamente cuando una persona se infecta, de forma simultánea, con estos tres virus:

  • SARS-CoV2 (causante de la COVID-19)
  • Influenza A (provoca la gripe)
  • VRS (se manifiesta con neumonía y bronquiolitis)

Añadir que los síntomas provocados por los tres virus son muy similares, por lo que no es tan fácil distinguir clínicamente si un enfermo se ha contagiado de uno, de dos o de los tres virus.

El fenómeno ya está ocurriendo en algunos países

Lo malo es que no hablamos de una posibilidad sino de una realidad. De hecho, ya están documentados una notable cantidad de casos en Brasil, Argentina, Chile y EE. UU.

El temor de las autoridades sanitarias mundiales es que los casos se desboquen y el fenómeno se extienda al resto del mundo.

Es entonces cuando, efectivamente, podría hablarse de “tripledemia”.

Efectos negativos de una posible “tripledemia”

Dado que no hace tanto que hemos superado lo peor de la pandemia, bastará con recordar sus efectos negativos para conocer lo que ocurriría en caso de “tripledemia”:

  • Un aumento drástico y súbito de la mortalidad (especialmente en la población de riesgo)
  • El colapso del sistema sanitario
  • En el caso más desfavorable, una nueva paralización de la actividad económica

Cómo reducir los riesgos

La forma más efectiva de hacerlo es vacunarse simultáneamente contra la COVID-19 y la gripe, una opción que está disponible en el sistema sanitario de nuestro país.

No existe una vacuna efectiva contra el virus VRS, pero la administración de las otras dos reduce notablemente la probabilidad de enfermar de “tripledemia”.

Además, la población de riesgo debería usar mascarilla durante este otoño e invierno, especialmente si acude a lugares públicos cerrados y que estén muy concurridos.