+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

siete líneas de actuación como reto

La alcaldesa plantea medidas de sostenibilidad y apoyo a Rabanales

Quiere que se ponga en práctica el estudio realizado sobre la logística. Ambrosio propone bonificaciones para atraer empresas al parque tecnológico

 

La portavoz del PSOE, Carmen González, junto a la alcaldesa. - SÁNCHEZ MORENO

I.L. / CÓRDOBA
01/12/2017

La alcaldesa fue la encargada de cerrar el debate anunciando las siete líneas sobre las que trabajará el equipo de gobierno para colocar a Córdoba en el lugar que le corresponde y que se basan en la sostenibilidad. Una de ellas, y la que más destacó, es la económica, dentro de la que plantea seguir apoyando a Rabanales 21. Ambrosio aseguró que el parque tecnológico «tiene grandes retos por delante» y uno de ellos es que nazcan allí nuevas empresas. Para ello, y de cara a las ordenanzas fiscales del 2019, llevará a un pleno una propuesta de bonificaciones en el Impuesto de Construcciones y Obras (ICIO), que será del 20% para las empresas que creen entre 1 y 5 empleos, y del 95% para las que generen más de 21 puestos de trabajo. La misma medida se aplicará al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y al de Actividades Económicas (IAE). Ayudas de este tipo ya hay en las ordenanzas pero con cuantía distinta. Las bonificaciones son medidas contempladas también en el plan de viabilidad que Rabanales 21 debe poner en práctica.

La alcaldesa piensa que Rabanales 21 «tiene futuro» gracias a la colaboración «de muchos». Además del Ayuntamiento, citó a Junta, Diputación, UCO, Gobierno central, Caixabank y Cajasur. La alcaldesa confía en la «conexión» entre el parque, la UCO, la Loyola Andalucía, el Imibic, el CeiA3, el Imdeec, y el Open Future, que abrirá «en febrero», para promover el emprendimiento.

LOGÍSTICA

Aprovechar las posibilidades que tiene la ciudad desde el punto de vista logístico sigue siendo otra de las prioridades del equipo de gobierno. La alcaldesa confía en poner en práctica las medidas contempladas en el estudio encargado a Cimalsa, y difundido en febrero, para detectar las potencialidades logísticas de la ciudad. Para ello contará con la colaboración de la Diputación, de CECO y de la Junta, que, según anunció Ambrosio, se va a sumar al convenio firmado.

El Ayuntamiento seguirá con el plan Volvemos a Córdoba, con el que pretende que emigrantes cordobeses regresen y al que se ha sumado Quirón Salud, que el año que viene abrirá su hospital en la avenida del Aeropuerto y que «busca profesionales de la sanidad con experiencia en el extranjero» para ello.

En sostenibilidad social, la alcaldesa propuso «recuperar los derechos perdidos» en el ámbito laboral y de servicios públicos, seguir facilitando el suministro de agua, y que Córdoba sea «ciudad de acogimiento» para los que huyan de sus países «por guerra, persecución política o hambre». Para materializarlo, contará con los 1,8 millones más destinados a políticas sociales en el 2018.

La sostenibilidad de los barrios es otro objetivo que persigue el equipo de gobierno, que sugiere mejoras urbanísticas para «coser la ciudad», y continuar con el programa Mi barrio es Córdoba. En este apartado, la alcaldesa incluye la reforma de la ronda del Marrubial y la demolición y ejecución del nuevo Pabellón de la Juventud, «proyectos que se han eternizado y a los que por fin vamos a poder dar solución». Ambrosio también se acordó de la periferia y de los servicios básicos que necesita. La alcaldesa se marca como meta buscar «el equilibrio legislativo» que combine el respeto a la ley y la dotación de agua y luz en las parcelaciones.

Lograr la sostenibilidad turística y el equilibrio necesario entre todos los agentes implicados es otro fin, en el que ayudará el Imtur. Entre los planes municipales está también alcanzar la sostenibilidad cultural para poner en valor edificios históricos y conservarlos. Ambrosio quiere que el Ayuntamiento siga trabajando en «situar a Córdoba en el plano internacional».

Dentro de la sostenibilidad medioambiental, Ambrosio planteó «la renovación de parte de la flota mediante vehículos eléctricos», el aumento de toldos en las calles, la creación de corredores verdes y espacios de sombra, y el uso de energías alternativas, que se contemplarán en los proyectos Edusi. Las peatonalizaciones, el uso de la bicicleta y el fomento de la intermodalidad forman parte de la idea de sostenibilidad del transporte, en la que entra el cercanías, que puso como ejemplo de cooperación entre administraciones, y la compra de autobuses movidos por gas.

Temas relacionados