+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

se han detectado ejemplares afectados en cotos de montalbán, la rambla y la campiña

¿Por qué se mueren las liebres en Córdoba?

Medio Ambiente activa la emergencia sanitaria por mixomatosis

 

Medio Ambiente ha advertido de la muerte de liebres en Córdoba. - CÓRDOBA

Francisco Expósito Francisco Expósito
31/07/2018

Los cazadores lo venían advirtiendo desde hace unos días. Se están muriendo liebres en cotos de Córdoba y Jaén, pero no se sabía aún con certeza lo que estaba sucediendo. De los 12 ejemplares que se han localizado, dos se han analizado y presentan síntomas de mixomatosis, una enfermedad vírica que suele afectar a conejos y menos habitual en las liebres. Ante esta situación, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha activado el dispositivo de emergencia sanitaria del Programa de Vigilancia Epidemiológica de la Fauna Silvestre en Andalucía (PVE) por este episodio que se ha detectado ya en cotos de Montalbán, La Rambla y Campiña de Córdoba, junto a uno de Jaén. La Junta de Andalucía informó ayer que, según los primeros datos provisionales obtenidos de las muestras enviadas a Algete, los dos ejemplares analizados han dado positivo en mixomatosis, aunque no se descartan otras posibilidades. Las muertes se han descrito en los últimos 14 días, presentando todas las liebres enfermas signos de ceguera, desorientación y debilidad. Destaca también que donde han aparecido los cadáveres y liebres enfermas son terrenos de cultivo agrícola (olivar, almendros o viñas) y que en varios de los cotos afectados se han realizado vacunaciones frente a la variante clásica de enfermedad hemorrágica vírica (EHV) y mixomatosis en conejos silvestres. Sin embargo, durante el mes de julio no se han observado conejos silvestres afectados de ninguna de las enfermedades. Ante esta situación, Medio Ambiente recomienda que no se manipulen los ejemplares enfermos o cadáveres que los ciudadanos puedan encontrar en el terreno. También aconseja avisar a la guardería o agentes de Medio Ambiente para coordinar su recogida y no transportar los ejemplares que puedan parecer sanos, para evitar una posible dispersión de la enfermedad.