+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Teatro romano de cordoba

 

SERAFIN Linares
01/05/2015

A la muerte de Julio César fue proclamado Octavio César Augusto que gobernó con el nombre de César Augusto. Cuando fue proclamado intentó gobernar dictatorialmente como rey, pero acordándose de lo que le ocurrió a Julio César lo hizo como Imperator, titulo militar en ese tiempo lejos de la acepción que se le dará posteriormente.

Con la instauración de Augusto se inicia el Alto Imperio en el que mezcla las formas republicanas con formas de gobierno personal que después sus continuadores seguirán en sus líneas maestras. Solo quedara la sucesión al ser una monarquía que variará con el tiempo: elección, adopción, aclamación, parentesco.

Tras su muerte el 19 de agosto del 14 d.C el Senado lo divinizó, siendo posteriormente adorado por el pueblo romano. El mes de su fallecimiento lleva el nombre del primer emperador romano.

Augusto empieza a convertir Corduba en una gran urbe y muy posiblemente, porque se desconoce, fue el que le otorgó el título de Colonia Patricia Corduba, en el año 25 a.C. La nombra capital de la Bética, el 27 a.C. por ser de todas la más romanizada. La provincia Bética romana, se repartía entre cuatro conventos jurídicos: el conventus Cordobensis tenía su capital en Corduba, al tiempo que era sede administrativa.

Expandió la ciudad hacia el río prolongando las murallas hasta él y casi en el mismo tiempo se construía el Puente de la ciudad y la Puerta. Próximo a éstos se encontraba el Forum censorium , o foro portuario junto a la Puerta del Puente y muy cerquita, aguas abajo del río, el puerto fluvial. En el puerto sobre el río Betis se encontraba el Telonium o Aduana, donde se controlaba el tráfico comercial. Se cree que a comienzos del siglo I d.C. se edificaron el palacio del Pretor y la residencia del Cuestor o encargado de las finanzas. Creo muy particularmente que las instalaciones llegaban del Obispado hasta el Alcázar, ambos inclusive, porque esta zona de gobierno sirvió a godos, musulmanes, etc. posteriormente. Los cuarteles de las legiones estarían en donde se encuentra el Alcázar.

Lo que inicia Augusto lo continúan sus sucesores a partir del siglo I d.C. después de su muerte.

Cinco cosas eran imprescindibles en una ciudad romana de la categoría de Córdoba: teatros, anfiteatros, circos, foros y templos. Y todos estos monumentos eran de análogas características a lo largo de todo el Imperio.

Del teatro se sabía su existencia desde el siglo XIX por fuentes epigráficas. Una de ellas me imagino que por una inscripción hallada en una columna muy próxima a donde después se descubrió el Teatro. Otra fue cuando en 1946 el Museo Arqueológico Provincial se preparaba para ocupar su sede actual en la plaza de Jerónimo Páez. Desde entonces se inició una campaña de excavaciones culminada en 1994 con el encuentro del edificio. Pronto se empezó a conocer el 30% de su superficie y sus dimensiones.

Este gran Teatro se edifica por orden del emperador Augusto, fuera del recinto amurallado entre los años 15 a.C. y 5 d.C. Su situación la llamaron el "barrio de espectáculos" que llegaba hasta el Templo de Claudio Marcelo y Circo (esquina Capitulares-San Pablo hacia el Palacio de Orive). Tenía cerca de 125 metros de diámetro, por lo que fue el teatro más grande de todas las provincias de Occidente y el segundo del Imperio Romano, al ser solo 5 metros más pequeño que el Teatro de Marcelo en Roma y casi 30 metros más grande que el Teatro Romano de Mérida. El teatro se construyó en esa zona para así aprovecharse del desnivel de terreno para construir el graderío, que se dividía en seis espacios separados. El graderío o cávea se construyó de forma ligeramente ultrasemicircular. Su aforo era de unos 15.000 espectadores, solo superado por los de Roma. Tres terrazas daban acceso a los distintos niveles de gradas. Partes de sus restos se encuentran bajo un patio del Museo Arqueológico. Los escalones que enlazaban la terraza baja con la media, se contemplan en una de las sala del Museo. Por excavaciones arqueológicas se cree que bajo la plaza de Jerónimo Páez está fosilizada la Orchestra y, en la calle Marqués del Villar, la Scena.

Funcionó casi tres siglos. Se cree que se destruyó por un terremoto entre los años 260 al 280 d.C. Huellas del seísmo se han detectado en excavaciones cercanas y en el Colegio de Santa Victoria.

Realizaron actos de evergetismo (benefactores) al participar con su aportación económica miembros de las familias de: Séneca padre, Sexto Mario, Perlani, Numisili, Persii y otros.

Este gran Teatro fue digno exponente de la capital de la Bética.

* * Ingeniero Técnico Industrial, escritor y presidente del Club Filatélico de Córdoba

Opinión

La yenka

Miguel Valcárcel

Lo que de verdad importa

José Miguel Salinas Moya

Sobre política y políticos

ANTONIA LUISA Sola Navas

Minicurso de economía pública (2)

Gabriel M. Pérez Alcalá

Traicionar a un amigo

Marcos Santiago Cortés

Clasismo intelectual

Lola Alonso del Pozo

El entierro de Caperucita

Francisco Gordón Suárez

Sacerdote, periodista y académico

José Javier Rodríguez Alcaide

Lectores
CARTA ILUSTRADA

Iluminación escasa

Si durante estos últimos días estamos penando por la malísima iluminación que disponemos en ...

CARTAS AL DIRECTOR / CONMEMORACIÓN

Día del libro

Ayer, día 23 de abril, fue el día del libro. Día donde celebramos la imaginación. Porque en ...

CARTAS AL DIRECTOR / JÓVENES

De las promesas electorales y su indignación

  Verano del 2013. Comienza su aventura laboral, como la de otros muchos, tras haber estudiado ...

CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA

A Luis Planas

Luis, soy un votante del PSOE en los años que este país es demócrata. ¿Conoces la palabra ...