+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Posible SPAM

La Feria del Libro

 

La Feria del Libro -

Manuel Fernández Manuel Fernández
30/03/2019

Salía de mi piso y adelanté a dos viejecitas que caminaban tan despacio como su vida. «¿Qué te parece la forma de hablar que tienen estas muchachas?» le dijo una a la otra, sorprendida, cuando una mozuela, sola, pero con auriculares que parecían de la tercera guerra mundial, iba hablando con tanta contundencia por la calle que seguramente había revolucionado a los vecinos que dormían la siesta. En el autobús los viajeros esa tarde iban casi en silencio. Hasta que una de ellas empezó a relatar por el móvil las ventajas del apartamento que se había alquilado en Benalmádena. «Tiene 140 metros cuadrados, vistas al mar y dos cuartos de baño». Iba a preguntarle el precio --lo mismo que todo el autobús-- cuando llegó mi parada. De vuelta a mi casa, en la entrada del portal había tres libros, dos del Papa y uno de viajes, al lado de un cartel que decía «Llévame, no me tires». Seguí viajando en un día de cumpleaños en el que la vida se manifiesta a su manera y me fui a la Biblioteca Central, aquel cuartel de Lepanto que antes era el soporte de las bravuconerías hispanas y hoy el contenedor de la cultura más cercana en el que la Asociación Cultural Mucho Cuento, en la que está nuestro compañero Francisco Antonio Carrasco, presentaba el libro Otros cuentos de amor, de locura y de muerte. A la salida, cuando ya íbamos para los sitios de celebración, vi el soporte escrito de la 46 edición de la Feria del Libro de Córdoba que pregona «Compra libros, compra cultura», del 29 (ayer) de marzo al 7 de abril en el bulevar del Gran Capitán. Me olvidé de los cansinos soliloquios de las conversaciones de los móviles por la calle, que no aportan nada, y me fijé en el librito, que habla del 200 aniversario de Herman Melville, autor de la novela Moby Dick. Y en los libros, esa necesidad tan querida que las estanterías de nuestras habitaciones han sido los espacios de una necesidad imposible para quienes presumen de no haber leído nunca. Hasta la semana que viene, cuando el día ya tendrá una hora más de luz, durará la Feria del Libro, un tiempo en que nuestro espíritu volará a su aire y donde las nubes nos volverán a recordar que el agua, como la lectura, es también una necesidad vital.

Temas relacionados
 
Opinión

Auschwitz, 75 años de memoria

Antonio Barragán Moriana

Dignificados por la abuela de Barbate

Miguel Santiago Losada

Al diablo con todo

Lola Alonso del Pozo

Manual del buen negro

Antonio Pineda

Perder los trenes

José Nevado

Mártires de la democracia

Joaquín Pérez Azaústre

Salteadores de internet

Jesús Vigorra

El papel seduce

María Olmo

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / PREMIOS GOYA

Pepa Flores

Creo que somos muchos los españoles, y especialmente los andaluces, que sentimos admiración y ...

CARTAS AL DIRECTOR / EDUCACIÓN

Pin parental

A propósito del «Pin parental» que está suscitando tanta polémica, desde la Asociación Presencia ...

CARTAS AL DIRECTOR / tecnologías

Sin recuerdos

Hoy en día no les damos importancia a las personas que pierden sus recuerdos, ya que estamos en ...

CARTAS AL DIRECTOR / LEGISLACIÓN Y POLÍTICA

Reforma de la ley electoral

Hay dos aspectos a modificar de la actual ley electoral que de manera recurrente se vienen ...