+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CARTA ILUSTRADA

Competencia desleal

 

GERARDO PEDRÓS PÉREZ. CÓRDOBA
20/05/2013

El pasado 14 de mayo, don Rafael Luna denunciaba en una carta al director en Diario CORDOBA el hecho de que la ciudad de Córdoba en plena semana de patios estaba llena de cartelería atada al mobiliario urbano, quizás le faltó hacer hincapié en el problema económico que esta actividad de economía sumergida supone.

Hace unos años llamé a la Gerencia de Urbanismo solicitando la tarifa para colocar publicidad atada al mobiliario urbano. Cuál fue mi sorpresa cuando el funcionario me dijo que este tipo de publicidad que colmataba Córdoba en ese momento estaba totalmente prohibida por ordenanza. La Ordenanza Municipal de Publicidad Exterior de Córdoba prohíbe la fijación de publicidad en el mobiliario urbano.

Ahora mismo la ciudad está llena de publicidad de circos y de toros atada a farolas y señales de tráfico que se anuncia gratis total. Es lo que podemos llamar competencia desleal frente a las demás empresas que respetan la ordenanza e invierten en publicidad solamente en los medios habituales como Internet, prensa, vallas, televisión, etc.

Además supongo que algo que es ilegal no pagará impuestos en estos tiempos de crisis. Desde luego si todos nos dedicáramos a esta mala práctica, pero que te sale gratis, la ciudad tendría una pinta horrorosa.

Opinión

Seres humanos

María Jesús Monedero

El arca de Noé

Milena Busquets

El vecino

Raúl Ávila

La jauría ¿humana?

Federico Medina Ramírez

Sobrevivir

Emma Riverola

La pregunta

José Manuel Ballesteros Pastor

Volver a la normalidad

Clara Gregorio Rey

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / AGRADECIMIENTO

Residencia de mayores

Desde la Residencia de Mayores Séneca, le escribo para enviar un agradecimiento a los cuerpos de ...

CARTAS AL DIRECTOR / AL AYUNTAMIENTO

Tomen medidas urgentes por el confinamiento

Por favor, hagan llegar a los responsables del Ayuntamiento que tienen que limitar el sacar ...

CARTAS AL DIRECTOR / CORONAVIRUS

La incompetencia

Dice un refrán «cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar». Desde que al ...

CARTA ILUSTRADA

El aislamiento de los mayores

La sociedad vive ahora en su conjunto la reclusión obligada que han vivido muchas personas de edad ...

   
4 Comentarios
04

Por Blas Piñar Gutierrez 17:32 - 20.05.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

La carteleria taurina es legal y no calumnia a nadie como la que nos empaelan los perroflautas.

03

Por vetman 13:07 - 20.05.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

alabado sea Pedrós!

02

Por Marcos Luis 10:57 - 20.05.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Pues si se trata de una competencia desleal con los empresarios que sí cumplen, el gobierno municipal debería poner a trabajar a sus funcionarios y que impidan este abuso. Totalmente de acuerdo con PEDROS la ciudad estaría echa un asco si todos pusieramos publicidad en el mobiliario.

01

Por excusas a la incompetencia 9:38 - 20.05.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Hay muchas otras incompetencias desleales: el botellón por ejemplo. Aunque cuesta dinero a la ciudadanía la limpieza y otros cuidados para que no degenere, el Ayuntamiento, mejor dichos los dirigentes utilizan el dinero público para costear esta lacra social y así no se enfrentan a los jóvenes para no perder sus votos. Idem con la invasión de mesas y sillas de los bares en los veladores de los bares y restaurantes. Con la excusa del empleo, los dirigentes no cumplen con sus obligaciones. Es más fácil mirar hacia otro lado para no evitar frentes con quienes proponen eventos considerando que eso aporta a la ciudadanía. Y los que protestan algo sus quejas caen en oídos de sordos y de ciegos por negligencia severa.