+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

‘El Libro del Mes’ de la Fundación Manuel Ruiz Luque recuerda a Ana Ponce de León

El Obispado valora la beatificación de la religiosa, que falleció el 26 de abril de 1601

 

Manuel Ruiz Luque y Elena Bellido, en la biblioteca de la Fundación. - JOSÉ ANTONIO AGUILAR

JUAN PABLO BELLIDO MONTILLA
22/07/2020

La vida de Ana Ponce de León, condesa de Feria y, posteriormente, monja en el convento de Santa Clara, protagoniza durante el mes de julio El Libro del Mes, una iniciativa de la Fundación Biblioteca Manuel Ruiz Luque que permite conocer, a través de su página web, aspectos singulares de algunos de sus títulos más selectos.

La figura de la religiosa –que falleció el 26 de abril de 1601 en olor de santidad– ha recobrado actualidad en las últimas semanas después de que el obispo, Demetrio Fernández, confirmara que la Diócesis de Córdoba ha iniciado ya el proceso de beatificación de Ana de la Cruz por su estrecha vinculación con San Juan de Ávila.

Por este motivo, la Fundación Ruiz Luque -que constituye la recopilación de historia local más importante de España, junto con la del Seminario de Álava- ha querido recordar la vida de esta insigne montillana de la mano del historiador Martín de Roa, rector de colegios de la Compañía de Jesús en Córdoba, Málaga o Sevilla en el siglo XVII.

«Cuando falleció sor Ana de la Cruz Ponce de León, ya gozaba de una reconocida virtud y santidad que fueron cimentándose durante los más de 45 años que vivió en el convento de Santa Clara», explica Elena Bellido, directora de la Fundación Ruiz Luque, quien aclara que, tras su muerte, su nieto, Pedro Fernández de Córdoba, cuarto marqués de Priego, encargó a Martín de Roa la redacción de una biografía destinada a reconocer sus virtudes.

Fue así como surgió la Vida de Doña Ana Ponce de León, Condesa de Feria, impresa en los talleres de la viuda de Andrés Barrera de Córdoba, en 1604. «La biografía está estructurada en cuatro libros, subdivididos en capítulos, a través de los cuales, Martín de Roa entreteje las vivencias religiosas que abraza Ana Ponce de León y avisándonos de que, desde su niñez, ya estaba predestinada a la entrega divina», explica Bellido.

Sin duda, la obra servirá de testimonio durante el proceso de beatificación que ha abierto el Obispado pues, como recuerda Bellido, «fueron innumerables los indicios que Martín de Roa advirtió en sor Ana de la Cruz Ponce de León para impulsar abiertamente su fama de santidad».