+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL ASTURIANO ABANDONARÁ LA COMPETICIÓN A FINAL DE TEMPORADA

Fernando Alonso deja la Fórmula 1

La decisión del piloto español se interpreta como un paso para intentar conseguir la 'Triple Corona', de la que le falta las 500 millas de Indianápolis para completarla

 

El piloto asturiano de Fórmula 1, Fernando Alonso. - EFE

ÓSCAR MAYA BELCHÍ (EFE)
14/08/2018

Fernando Alonso, actual piloto de McLaren-Renault y doble campeón del Mundo (2005 y 2006, con Renault) anunció este martes en su cuenta de Twitter que no correrá en Fórmula Uno en la temporada 2019.

Así, el piloto español, de 37 años y que acumula 32 victorias en diecisiete temporadas en la categoría reina del automovilismo, se despedirá de los circuitos el próximo 25 de noviembre en Yas Marina (Abu Dabi).

Alonso ya anticipó el pasado sábado que iba a dar este martes una noticia a sus seguidores y ha sido a través de Twitter donde ha comunicado su decisión de no correr en Fórmula Uno la temporada 2019.

Su decisión que no implica que en el futuro no vuelva a pilotar en F1, pero se interpreta como un paso más en su intento de conseguir la Triple Corona que consiste en ganar el Gran Premio de Mónaco de Fórmula Uno, que conquistó en 2006 y 2007; ganar las 24 Horas de LeMans, que logró en 2018; y vencer en las 500 millas de Indianápolis, donde corrió en 2017 pero una rotura de su motor Honda le hizo abandonar a 21 vueltas del final.

Así, es posible que el doble campeón del Mundo de Fórmula Uno acuda a algunas carreras de las Indy Car Series, la competición más importante de monoplazas de Estados Unidos, para aclimatarse y coger experiencia de cara a ganar las 500 millas de Indianápolis, certificando así su Triple Corona.

Además, Fernando Alonso se encuentra inmerso en la temporada del Campeonato el Mundo de Resistencia (WEC, por sus siglas en inglés) en la cual ha logrado dos victorias en las dos carreras que ha disputado y la cual finaliza el 16 de junio de 2019.

El asturiano hizo su debut en Fórmula Uno en Minardi en 2001 y, tras un año como probador, se convirtió en piloto oficial de Renault en 2003, temporada en la que logró su primer triunfo (Gran Premio de Hungría el 24 de agosto).

Sus mayores éxitos llegaron en 2005 y 2006, en Renault, cuando logró coronarse como bicampeón del Mundo de F1 tras imponerse a Kimi Raikkonen y al heptacampeón Michael Schumacher, haciendo historia para el automovilismo español.

En 2007 vivió su primer periplo en McLaren, donde coincidió con el entonces debutante inglés Lewis Hamilton, con el que mantuvo una relación manifiestamente mejorable. En 2008 y 2009 volvió a ser piloto en Renault antes de fichar por Ferrari, escudería en la que militó las siguientes cinco temporadas y donde logró tres subcampeonatos (2010, 2012 y 2013).

En 2015 regresó a McLaren que comenzaba una nueva etapa junto a Honda pero durante tres años el rendimiento del monoplaza no estuvo a la altura de lo esperado y Fernando Alonso finalizó el campeonato del Mundo en las posiciones 17º, 10º y 15º, respectivamente.

Así, la escudería de Woking decidió cambiar a Renault como motorista en busca de una mejora de rendimiento pero esta no ha sido tan grande como se preveía y el asturiano, tras un gran quinto puesto en la primera carrera en Australia, ocupa la novena posición a falta de nueve Grandes Premios para el final de la temporada 2018 de Fórmula Uno.

Temas relacionados
 
   
1 Comentario
01

Por otras posibilidades 19:49 - 14.08.2018

Incomprehensible o irrealista lo que le ha ocurrido a Fernando Alonso: siendo tal vez el mejor piloto perder fuera de las pistas con pésimas decisiones (personales o profesionales de otras personas o relacionales...). Así en la última década corría con un "tractor" o un cacharro de feria o un utilitario frente a los cochazos que conseguía su principal adversario Lewis Hamilton. Y a pesar de ello, estuvo en dos ocasiones a punto de ser campeón. Efectivamente es mejor que deje este circo, donde desde hace un lustro no tiene ningún interés como antaño donde de verdad había competición de verdad.