+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Oleguer Presas se sienta en el banquillo

El exfutbolista del Barça está acusado por los altercados durante el desalojo de un bar en Sabadell en el 2003

 

El exfutbolista del Barça Oleguer Presas, en los juzgados de Sabadell - NORMA VIDAL (ACN)

ALBERT SEGURA
18/01/2018

El exfutbolista del Barça Oleguer Presas ha declarado este jueves en el juzgado de Sabadell por los disturbios que tuvieron lugar el 27 de septiembre del 2003 durante el desalojo del bar musical Bemba. Aquella operación acabó con 11 detenidos en el marco de una actuación policial comandada por el entonces alcalde de la localidad, Manuel Bustos, que usó por primera y única vez una unidad antidisturbios local, la Brigada de Intervención Rápida. Oleguer, acusado de atentado y resistencia a la autoridad, daños y desórdenes públicos, ha negado haber agredido a ningún agente ni haber participado en altercado alguno.

En el bar Bemba era habitual que se concentrasen miembros del colectivo contrario al cierre del local decretado por Bustos. Alegando exceso de sonido, aquella noche la policía se personó en el local, donde la tensión creció y derivó en altercados con los agentes policiales, que hicieron acto de presencia en otros puntos del centro de la ciudad, entre ellos otro bar frecuentado, el Sorginak, donde se encontraba Oleguer Presas.

El testimonio
Este jueves, 14 años y medio después, nueve de los 11 acusados han declarado en el juzgado de Sabadell (los otros dos se encuentran fuera del país). El primero en declarar ha sido Presas, que ha asegurado que aquella noche había cenado con un amigo en un bar cercano y más tarde se habían desplazado al Sorginak.

Fue allí cuando el propietario del local encendió las luces, apagó la música y les dijo que había agentes de la Policía Municipal en el exterior, por lo que les pidió que mantuvieran la calma. Según su relato, de repente los agentes antidisturbios irrumpieron en el local, ordenando a los presentes que salieran. Algunos de ellos fueron golpeados antes de ser identificados, y posteriormente a algunos los detuvieron y trasladaron a dependencias policiales, siempre según el testimonio de Presas.

Acción "caótica"
Otros acusados han relatado que fueron detenidos en plena calle al considerar que podrían haber participado en los altercados, algo que, en su opinión, no ha quedado probado. La defensa de Presas alega que los hechos han prescrito y el exfutbolista ha definido la situación vivida esa noche como "caótica" y "desproporcionada", al tiempo que ha acusado a los agentes de actuar "bajo las directrices de los responsables políticos".

El próximo 7 de febrero están citados a declarar los testigos, entre ellos el actual portavoz del PSC de Sabadell, Josep Ayuso, que presenció la actuación policial al lado de Bustos.