+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El nuevo tablero político

Casado y Rivera rechazan facilitar la investidura de Sánchez

El presidente del PP pide al líder socialista que forme gobierno con Podemos y los regionalistas, sin ERC y JxCat El dirigente de Ciudadanos buscará ser "útil" para los españoles haciendo una "oposición firme" al futuro ejecutivo

 

Casado y Rivera rechazan facilitar la investidura de Sánchez -

Reuniones infructuosas las del presidente en funciones, Pedro Sánchez, con los líderes de PP y Cs, como era de esperar. Tanto Pablo Casado como Albert Rivera han dejado claro que no apoyarán la investidura del secretario general socialista ni se abstendrán, en segunda vuelta, para facilitar un gobierno del PSOE. Ambos dirigentes piden a Sánchez que miré hacia Unidas Podemos y a los partidos regionalistas para conformar un ejecutivo cuando antes e iniciar la labor legislativa.

El presidente del PP ha sido el último en desfilar por la sala del Congreso donde, previamente, Sánchez había recibido a Pablo Iglesias y Rivera. Una hora después de su entrada, Casado ha sentenciado que no podrá posibilitar la continuidad del dirigente PSOE en la Moncloa. "Es lo coherente con el mandado que nos han dado los españoles", ha señalado antes de insistir en que "liderará a España desde la oposición". Aun así, ha tendido la mano al candidato socialista para alcanzar pactos de Estado en lo relativo a Catalunya.

Además, ha reconocido que lo "lógico" sería ese "gobierno de cooperación" que plantean PSOE y Unidos Podemos dado que ambas formaciones se han entendido antes para sacar los números necesarios en la moción de censura y los presupuestos del Estado. Lo que sí ha pedido a Sánchez es que complete sus apoyos con los votos de los partidos regionalistas -Partido Regionalista Cántabro (PRC), Coalición Canaria (CC), Compromís o Partido Nacionalista Vasco (PNV)- y no con los de ERC y JxCat.

Preguntado por la posibilidad de una repetición electoral, Casado ha admitido que, en su conversación con Sánchez, ambos han coincidido en que este escenario no es una opción que les venga "mal" aunque, "por responsabilidad", rechazarán esta vía.

"Posición útil"

Misma tónica ha esgrimido Rivera que ha anunciado que no dará sus votos a Sánchez: "Votaremos 'no' a la investidura y vamos a estar en la oposición". Así, con los resultados electorales del 28-A encima de la mesa, ha afirmado que buscará una "posición útil para los españoles" y serán firmes frente al Gobierno de Sánchez ante sus "sablazos fiscales" y las "concesiones" a los partidos independentistas.

Tras estar reunido con el líder del PSOE durante cuarenta minutos en una sala de la Cámara baja, Rivera ha señalado que el encuentro ha sido una "réplica" del que se produjo hace dos semanas en la Moncloa: "No ha cambiado nada desde entonces".