+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DESPEDIDA DESPUÉS DE TRES AÑOS EN EL CLUB

Abel Gómez: "Me siento orgulloso de haber sido el capitán de este equipo"

 

REDACCIÓN (@CorDeportes) 28/05/2015

"Nunca olvidaré ese 22 de junio de 2014, cuando la ambición de un grupo de compañeros y amigos peleó con el apoyo de miles de aficionados por el gran sueño de la Primera División. Creímos y lo conseguimos. Me siento orgulloso de haber sido el capitán de este equipo y haber pasado a la historia por tan ansiado ascenso". Esas eran las palabras con las que Abel Gómez decía ayer adiós a la afición cordobesista tras tres años defendiendo la elástica blanquiverde. "He llorado, reído, sufrido, querido... y todo por unos colores, blanco y verde, y un escudo que representan un sentimiento incomparable", insistía el sevillano.

Varios jugadores han optado por despedirse a través de las redes. Son los casos de Iago Bouzón y René Krhin. "Después de un año muy duro en lo colectivo y en lo personal, gracias por estos dos años llenos de cariño", escribía en Twitter el central gallego, quien dijo adiós a la temporada en febrero. Por su parte, para el esloveno "jugar en el Córdoba es una de las mejores decisiones que he tomado en mi carrera y que me siento muy orgulloso de ello", decía a la vez que agradecía el trato a la afición. 

REDES SOCIALES

Síguenos en Twitter en @Cor_Deportes

Únete a la última hora de la información deportiva y los reportajes más destacados ...

Toda la actualidad del Córdoba C.F. en el Área Blanquiverde.

Servicios

   
2 Comentarios
02

Por Sahef 14:00 - 28.05.2015

Suerte a los tres!!! Esta siempre será vuestra casa!!!

01

Por alonso 11:52 - 28.05.2015

Abel debería seguir. Puede ser “nuestro gran capitán”. Una plantilla prácticamente nueva por completo necesita un referente en el vestuario, sirviendo de apoyo al nuevo entrenador y a la directiva. Hilo directo directiva-plantilla. Abel es un profesional como la copa de un pino (a las pruebas me remito), comprometido, con sentimiento hacia el club y la ciudad y que puede ayudar mucho dentro del vestuario. Todo equipo que se precie debe tener ese jugador que mande en el vestuario, de confianza con cuerpo técnico y que esté muchos años en el club. Nosotros lo tenemos delante, Abel Gómez, y tristemente el club lo dejará marchar. El vestuario pierde mucho. Mucha suerte, “Gran Capitán”.