+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

AYUNTAMIENTO

Más de cien parcelistas de Cuevas de Altázar protestan por el retraso de su legalización

Denuncian ante Urbanismo la paralización que sufre el proyecto de urbanización

 

Parcelistas, en la concentración de hoy. - A.J. GONZÁLEZ

Isabel Leña Isabel Leña
01/12/2017

Más de cien parcelistas de Cuevas de Altázar, urbanización ubicada en la zona de Villarrubia, se han concentrado durante una hora en Urbanismo para protestar por el retraso del proceso de legalización y denunciar la paralización que sufre el proyecto de urbanización. El presidente de la junta de compensación de la urbanización, Juan Manuel León, ha explicado que esta no será la única protesta y que a partir de la semana que viene se sucederán más en Villarrubia, "donde seremos más, ya que no vamos a permitir que se demore por más tiempo la legalización, necesitamos respuestas rápidas, ya que llevamos más de veinte años de urbanización ilegal, tenemos luz, agua y alcantarillado pero hay personas sin servicios básicos porque Pedro García -en referencia al presidente de Urbanismo- no los da y no lo vamos a permitir". Los manifestantes han solicitado la dimisión tanto del presidente como del gerente de Urbanismo por la paralización que sufre esta parcelación que está en suelo urbano y que procede del anterior PGOU. Además, es la que más avanzado tiene el proceso de regularización.

El motivo de la protesta es que "nos lo tienen todo paralizado, que los plazos corren, que cualquier documento cuesta una eternidad sacarlo adelante", según asegura León. El presidente de la junta de compensación indica que "Urbanismo ha tardado un año en comunicar el proyecto de reparcelación", mientras que el de urbanización, "después de la aprobación inicial, que fue en abril del 2017 y de que se empezó a tramitar en el 2016, está totalmente paralizado debido a que, después de diez meses desde que se solicitan los informes, ahora están llegando". Otro problema que se han encontrado es que la Junta les exige un estudio de impacto ambiental, al igual que ha sucedido en el centro comercial de Rabanales 21. "Esto genera alarma social, porque los vecinos no entienden por qué tiene que tardar tanto un proyecto de reparcelación y urbanización cuando reúne todos los requisitos legales", lamenta.

Por ello, indica, que "tenemos motivos suficientes par manifestarnos todas la semanas, no solo Cuevas de Altázar, sino todos los parcelistas". León animó a sumarse a otros parcelistas que están en urbanizaciones en vías de regularización a que exijan "celeridad, porque no vale que un proyecto de urbanización se tire dos años en vía muerta".

Por su parte, Urbanismo ha explicado que se ha comprometido con Cuevas de Altázar a hablar con ellos y analizar las posibilidades que hay.

Temas relacionados
 
   
1 Comentario
01

Por Julian Vergara 18:39 - 01.12.2017

Si protestan por su legalización reconocen que son ilegales, que han querido ir de listillos y que se han burlado del resto de cordobeses que han pagado todos sus impuestos a la hora de construirse una casa. Menos protestas y mas pagar. Lugo protestarán de los políticos corruptos, cuando ellos son lo mismo.