+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Cabra reivindica ser la cuna del dibujante Ernesto Pérez Donaz

Cultura y la Biblioteca “Juan Soca” preparan una exposición para el 2017

 

Pérez y Arrabal dando a conocer el redescubrimiento. - J.M.

CABRA
14/12/2016

El Ayuntamiento a través de su delegación municipal de Cultura y Patrimonio, está preparando para el próximo año una exposición con originales y gran parte de todo lo publicado por el dibujante y pintor Ernesto Pérez Donaz (Cabra, 1875-Barcelona, 1938), como ha puesto de manifiesto su responsable José Luis Arrabal (PP) junto al bibliotecario José Pérez Muñoz, señalando que para ello ya se han hecho algunas adquisiciones por parte de la Biblioteca Pública Municipal “Juan Soca”. Una figura relevante en el panorama del caricaturismo y cómics de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, que en muchos de sus trabajos firmaba como Donaz y que fue en España el precursor de la historieta y el autor prácticamente en su totalidad del primer número de la prestigiosa revista “TBO” y de otras que siguieron. Figura destacada apuntaba Arrabal, que en la ciudad de Cabra ha pasado prácticamente desapercibida y desconocida, por lo que ahora se trata de reivindicar tras una labor de investigación realizada por el propio bibliotecario José Pérez Muñoz, gracias a la reedición que de sus trabajos está realizando en estas fechas la Editorial Taula. Además reivindicaba el edil ser Cabra la cuna natal del artista, ya que en algunos círculos se habla de desconocerse la ciudad donde nació, mostrando una copia de la partida de nacimiento y ante los intentos en Cataluña de reivindicarlo como tal, si bien es cierto indicaba Arrabal que en Barcelona desarrolló prácticamente gran parte de su trabajo. Donaz estudió en la Escuela Especial de Pintura de Madrid, en donde fue alumno del pintor navarro Enrique Sanz, ciudad a la que se trasladó con tres años porque su hermana Elvira se matriculó en la Escuela Nacional de Música donde en 1880 fue primer premio nacional por su zarzuela “La rosa del valle”.

El egabrense presentó sendos paisajes a las ediciones de 1897, 1899 y 1906 de la Exposición Nacional de Bellas Artes y obtuvo una Mención de Honor en la última de ellas.