+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

Un final que desea ser inicio

El Córdoba certificó la pasada temporada ante el Sporting una permanencia en la que pocos creían, incluso en el mes de marzo / A los blanquiverdes les ‘sobraron’ dos puntos en la jornada 42

 

Fiesta en El Arcángel, el pasado mes de junio, tras el 3-0 al Sporting que certificó la salvación. - SÁNCHEZ MORENO

Ignacio Luque Ignacio Luque
15/03/2019

Llegaba el mes de marzo del 2018 y el Córdoba, tras jugar la jornada 29, se situaba a ocho puntos de la salvación, uno menos de la distancia que marca ahora la permanencia con los blanquiverdes. Entonces, no eran pocas las voces que aseguraban que el Córdoba ya estaba en Segunda B. De hecho, un mes después, a inicios de abril y tras disputarse la jornada 33, los blanquiverdes aún estaban a cinco puntos de la permanencia, por lo que aún se afirmaba por bastantes aficionados que el esfuerzo realizado por la entidad blanquiverde fichando a ocho jugadores en la última semana del mercado invernal sería baldío. Pero es que llegó el mes de mayo y tras disputarse la jornada 38 y restando tan solo cuatro encuentros por disputarse (12 puntos), el conjunto blanquiverde seguía a cuatro puntos de la salvación. Aquella derrota ante el Huesca (2-4) había dinamitado las pocas esperanzas de bastantes aficionados y no veían a su equipo capaz de realizar lo que finalmente hizo. A cuatro puntos de la permanencia y con 12 por disputarse, el acelerón final del Córdoba debía ser de alta intensidad si pretendía quedarse en Segunda una temporada más. Pero lo hizo. Los blanquiverdes hicieron pleno en las últimas cuatro jornadas para irse hasta los 51 y «sobrarle» dos, ya que el primer equipo que descendió, con 48, fue la Cultural Leonesa, de cuyo estadio salieron los cordobesitas desplazados dando por hecho el descenso tras la derrota. De hecho, muchos aseguraban que aquel triunfo salvaba definitivamente a los leoneses, que con ese 2-1 en la jornada 37 acariciaban la plata un año más.


El Córdoba certificó la permanencia, precisamente, ante el Sporting, el visitante del domingo. Los gijoneses disputarían las eliminatorias de ascenso como cuarto clasificado y llegaron a El Arcángel con casi todo hecho y tras una recuperación espectácular con el Pipo Baraja: ocho victorias consecutivas entre las jornadas 28 y 35, un pleno de 24 puntos. Una racha a la que puso fin su eterno rival, el Oviedo, con victoria en el Tartiere por 2-1.


Ahora, el Sporting llega al coliseo ribereño con ganas de mantener un mínimo de esperanza en meterse en la pelea por el ascenso de nuevo y con el derbi asturiano después de su visita a El Arcángel. El Córdoba, por su parte, mantiene la ilusión de que el final de no hace mucho sea ahora el inicio de otro sueño. 

Temas relacionados
 
 

   
1 Comentario
01

Por ACastroG 10:57 - 15.03.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

En una situación tan extrema como la que padece el Córdoba, cualquier enemigo es malo. Unos por evitar el descenso, otros por aspirar al ascenso y los intermedios porque juegan sin presión, todos son aspirantes a quedarse con los puntos. Siendo así, jornada tras jornada solemos argüir que "este es un partido vital, transcendental, casi definitivo". Y es verdad, para un equipo abocado al descenso, cualquiera de los partidos es importantísimo mientras las matemáticas no consigan doblegar a nuestro Córdoba. Y la visita del Gijón no va a ser menos, sino al contrario. Los asturianos no han respondido a la expectativas que se crearon a principio de temporada, que no eran otras que la de volver al lugar habitual que es la Primera. Y como aún no ha perdido la esperanza de que pueda ser así, logicamente vendrán con el cuchillo entre los dientes para aprovechar la bicoca de un equipo "cuasi descendido". Claro que a veces las cosas no salen como se preven y quien sabe si el Córdoba le planta cara y se queda con los tres puntos que le hacen más falta para mantenerse que puedan hacerle al Gijón para ascender.