+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA CRÓNICA

Un doloroso vía crucis

Un Córdoba de cuerpo presente se deja golear (0-4) por un Lugo que le abre la fosa de Segunda B

 

Jaime Romero intenta un centro entre dos defensores del Lugo. - SÁNCHEZ MORENO

Ignacio Luque Ignacio Luque
15/04/2019

Más fotos

Las imágenes del Córdoba C.F.-Lugo.

Ver galería completa

Las imágenes del Córdoba C.F.-Lugo.

Ver galería completa

Las imágenes del Córdoba C.F.-Lugo.

Ver galería completa

El fútbol es imprevisible. Nunca se puede asegurar que se va a dar un resultado y todo es posible. Al final, son once contra once y todo puede pasar. El Córdoba se agarró el pasado verano, aquel loco y preocupante verano, a todos los eufemismos habidos y por haber para intentar mandar tranquilidad a su masa, a su fiel infantería. Siempre se han pasado dificultades y será una temporada más en ese estado. Y ese, precisamente, fue el primer error desde El Arcángel. La situación no era mala o preocupante, sino de emergencia. Y esa emergencia es la que se debió transmitir en su momento. Pero tiempo habrá para analizar, uno por uno los errores, bastantes previsibles, otros insalvables, que han dejado al club blanquiverde, a la ciudad, por lo tanto, en Segunda División B. Solo falta el responso, pero el equipo, el grupo de once jugadores -mejor que «equipo»- que saltarón a El Arcángel ante el Lugo, ya dejaron claro a todos que el Córdoba comparecía de cuerpo presente. El tufo, de hecho, llegaba casi a la grada. Y no era ninguna novedad: en Elche, en Almendralejo, sin ir más lejos, ya se adivinaba que a este Córdoba, a la hora de pedirle una marcha más, siempre respondía de la misma manera: gripando.


Explicar futbolísticamente el partido es repetir con cansino dolor cada uno de los encuentros de la temporada. El rival llegó sin mediocentros y recicló a Josete como pivote defensivo para acompañar a Aburjania. Junto a los dos, Cristian Herrera trabajaba por delante de ellos e intentando combinar movimientos con Escriche, mientras que Tete Morente en una banda y Lazo en la otra, cortaban hacia dentro en multitud de ocasiones. Así, a Luis Muñoz y a Bodiger se les acumulaba el trabajo, ya que Andrés Martín sí ayudaba en otras labores pero no podía luchar con los pivotes lucenses, mientras que Jaime Romero y De las Cuevas miraban a sus pares como las vacas observan pasar el tren. Cinco rivales para dos mediocentros era demasiado y ya desde el principio se olía el crimen que se iba a perpetrar en el coliseo ribereño. Un crimen, en cualquier caso, ante un cuerpo inerme.


Porque al Córdoba, como en tantas otras comparecencias en la actual campaña, no se le puede pedir trabajo, esfuerzo, carácter, entrega, responsabilidad, seriedad, mucho menos, garra, corazón, vergüenza torera. Apenas habían transcurrido diez minutos y los locales ya estaban por debajo en el marcador, por lo que la «final» anunciada, como la de Elche, como la de Almendralejo y tantas otras quedó para los vídeos motivacionales y carteles que solo llegan a las redes sociales. Además, con su señal de identidad: permisividad defensiva, desorden, en esta ocasión, además, con doble duda en la portería y, finalmente, gol.


Como la tensión competitiva de los blanquiverdes se mantenía, cinco minutos después Aburjania se encontró con el larguero de Marcos Lavín y el Lugo entró en una fase letárgica. Ordenarse atrás, ser mínimamente serio y salir al contragolpe con Lazo o Tete por las bandas, con Escriche y Herrera por dentro. Solo le dio resultado al borde del descanso, con una clara ocasión, pero no consiguió materializarla. Unos minutos antes, lo poquito válido de los blanquiverdes, Andrés Martín, se topó también con la madera tras un saque de banda y unos instantes previos al intermedio Rafa Navarro decidió introducir a Álvaro Aguado por Quintanilla y retrasar a Luis Muñoz al centro de la defensa para intentar dar al equipo algo de manejo de balón. Pero como se sigue recordando desde septiembre, para tener el mismo hay que recuperarlo. Y para recuperarlo hay que trabajar. Querer, todos, el balón al pie es lo que define a este Córdoba (poquitos balones al hueco, a la espalda del adversario), pero el trabajo previo para construir una jugada parece que se espera a que salte Koki al campo para hacer un robo, para realizar una disputa, para buscar una segunda jugada.


El mínimo cambio realizado por Navarro saltó por los aires nada más volver del vestuario. Lazo, uno de los hombres más en forma del rival, anotaba su sexto gol en la temporada realizando una jugada individual que tuvo la colaboración especial de más de un jugador blanquiverde en forma de abstención. Un arranque de orgullo, de amor propio, del jugador más joven de la plantilla -solo 19 años- provocó algo parecido a una ocasión. Andrés Martín se topó con Juan Carlos, pero no consiguió detener el lío en El Arcángel, formado a partir del minuto 59, cuando Cristian Herrera tocaba en el segundo palo un centro que se convirtió en el tercer gol visitante y encarrilaba la goleada.


La grada se acordó de casi todos: de la directiva, del presidente y máximo accionista, de algunos jugadores individualmente, de todos los que visten la blanquiverde colectivamente... El lío no fue mayor porque ya en el minuto 60, los visitantes excepcionales de El Arcángel (con promoción no se llegó ni a 10.000: otro exitazo de las cabezas pensantes en la zona noble) empezaron a desfilar buscando el coche en el aparcamiento. Media hora extra de sufrimiento en el que Andrés Martín sufrió un penalti no señalado tras el que volvió a toparse con la madera y aún tuvo arrestos para generar otra ocasión de peligro para los suyos.


Pero con los «amigos» con los que saltó al campo era inevitable: Tete Morente anotaba el cuarto gol del Lugo tras un contragolpe y una nueva duda de Marcos Lavín, que se quedó a media salida.
El largo y doloroso vía crucis de esta temporada tendrá continuidad en la próxima, en Segunda B. El destino de este Córdoba. 

Ficha técnica:

Córdoba: Marcos Lavín; Fernández, Chus Herrero, Álex Quintanilla (Álvaro Aguado, min.40), Álex Menéndez, Luis Muñoz, Bodiger, De las Cuevas (Alfaro, min,72), Andrés, Jaime Romero (Javi Lara, min.80) y Piovaccari.

Lugo: Juan Carlos; Campabadal, Vieira, José Carlos, Luis Ruiz, Josete (Álex Rey, min.80), Aburjania, Tete, Lazo, Escriche (Barreiro, min.88), Cristian Herrera (Juan Muñiz, min.77).

Goles: 0-1, M.11: Dani Escriche. 0-2, M.47: Lazo. 0-3, M.58: Cristian Herrera. 0-4, M.87: Tete.

Árbitro: Ocón Arráiz (Comité Riojano). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Álex Menéndez, Piovaccari y Bodiger, y al visitante Aburjania.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima cuarta jornada de Segunda, disputado en el Estadio Municipal El Arcángel ante 9.786 espectadores.

Temas relacionados
 

   
8 Comentarios
08

Por Alvaro 18:29 - 15.04.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Un doloroso calvario, también para los aficionados, que no conseguimos ver un equipo de primera división como Córdoba se merece, por culpa de cuatro inmaduros e impresentables que solo buscan la PESETA sin saber.

07

Por Antodimar 17:47 - 15.04.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Sentí vergüenza ajena ayer en el Nuevo Arcángel. Cuando nos marcaron el tercer gol, parece que se abrieron las puertas del estadio, pues gran cantidad de aficionados, entre ellos yo, salieron al exterior para calmarse los nervios. Impresionante ridículo, y van unos cuantos este año, para nuestros colores. Los once jugadores del Córdoba C.F. "jugaban", sin tener en cuenta que tenían diez compañeros en el campo. Cada uno a lo suyo y sin ayudar a nadie. Todos los balones, por alto y por bajo, eran para el Lugo. Increíble lo sucedido y más teniendo en cuenta que son profesionales que viven del fútbol. Han dado una bofetada a la afición y ellos mismos van a sufrir las consecuencias.

06

Por IrelandMO 16:45 - 15.04.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El Cordoba lleva dos partidos en los que ha sido batido por incomparecencia. Se puede bajar a 2B pero no de esta manera. No se percibe tension alguna en los jugadores, salvo excepciones. La situacion del club no es buena, pero el Reus, ya desaparecido tenia 21 puntos cuando fue apartado de la competicion, 5 menos que el actual Cordoba y los jugadores dieron la cara hasta el ultimo segundo. Aparte de esto, muy a mi pesar, creo que Rafa Navarro todavia carece de la experiencia necesaria para sacar a un Cordoba en segunda de una situacion como la que ha heredado, esto es cosa de entrenadores ya bregados y acostumbrados a estas lides. La cosa pinta fatal, muy mal, pero nos encomendaremos a los milagros, ahora bien, si los chicos no le ponen lo que hay que poner, Sr. Verges y Sr. Leon, vayan organizando ya la plantilla para 2B, a ver si de una vez el Cordoba tiene una pretemporada en condiciones.

05

Por LORENZO 11:30 - 15.04.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

La cosa ya no tiene solución, que vuelva Gonzalez que fue el que mejor lo hizo en lo deportivo en los últimos 50 años.

04

Por onega 9:22 - 15.04.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

y el cambio de javi lara quedando diez minutos el sr. Navarro creo que ayer se equivoco gravemente imperdonable.

03

Por ACastroG 8:57 - 15.04.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

... Y para ratificar lo dicho, sólo hay que recurrir a los fríos y crueles números que condenan a un Córdoba paupérrimo futbolísticamente, a ser el equipo con los peores dígitos de la Liga. A saber: En los 374 partidos que se llevan jugados hasta esta jornada, en ninguno se ha dado un resultado en casa tan drástico, tan abultado como este deshoroso 0-4; además de haber encajado nada menos que 64 goles, 13 más que el Tarragona y 18 más que el Majadahonda, por ejemplo. Esta nefasta trayectoria no creo que sea culpa del entrenador, y mucho menos de la afición que bastante hace con seguir acudiendo al estadio aunque no sea en el mismo número que lo haría si el equipo marchara mejor. Los culpables hay que buscarlos en otros responsables que conforman un Club. Directiva y Director Deportivo, que no han sabido dotar al equipo de un plantel don garantías para representar a una ciudad como Córdoba, si no para militar en Primera, que es lo que merece, sí al menos para mantenerse dignamente en Segunda. Que cada palo aguante su vela y que los culpables den la cara y pidan disculpas por el ridículo que nos han hecho pasar a lo largo de la temporada.

02

Por ACastroG 8:49 - 15.04.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

... Y aunque eso era algo más que previsible, porque los blanquiverdes no habían demostrado sobre el terreno de juego algo como para confiar en que serían capaces de reaccionar, los seguidores manteníamos esperanzas más por cariño que por convencimiento. Más con el corazón que con la cabeza. Pero lo que no era previsible, ni aún teniendo en cuenta las carencias de este Córdoba, era que un equipo en puestos de descenso, nos endosara un 0-4. Bochornoso hasta el punto de que muchos aficionados hemos sentido vergüenza ajena por el espectáculo que nos han ofrecido unos jugadores que no han mostrado ni un solo atributo de los que deben de adornar a un futbolista que se precie de serlo para jugar en Segunda División...

01

Por ACastroG 8:44 - 15.04.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Comentábamos aquí, ayer, que el partido era tan transcendental que se hacía imprescindible ganar para seguir manteniendo alguna esperanza. Y que ni aún así habría seguridad de que se lograra la permanencia, o sea, que poniéndose en lo mejor, las cosas seguirían muy difíciles, porque nos quedaríamos a 5 puntos del Lugo y a 7 del Extremadura. Pero tras la debacle, los números cambian ostensiblemente y el Córdoba se coloca a 10 de los de Almendralejo y a 11 de los Lucenses. Y con un partido menos para recomponerse. Por tanto, no creo que haya que comentar siquiera que si era difícil en el mejor de los casos, en el peor, esto es, habiendo caído , ya resulta un caso perdido...