Los más de 1.300 atletas que se reúnen cada año en la línea de salida de la Ruta de la Miel Ruta de la Mieltendrán que esperar al próximo año para disfrutar de la prueba más ‘dulce’ del circuito cordobés de carreras populares.

En palabras de su director técnico, Miguel Ángel Aguilera. “No perdemos un año, sino que ganamos tiempo para preparar la próxima edición en la que, ya podemos decirlo, habrá sorpresas”.

La organización de esta prueba del circuito provincial ha apelado a la responsabilidad de todos para vencer en la lucha contra la pandemia. Además anima a la familia atlética a seguir entrenando cumpliendo escrupulosamente con las normas de prevención de los contagios dictadas por las autoridades sanitarias.

Son ya por ello cerca de 40 las carreras suspendidas desde el pasado 7 de marzo. Ya como mínimo no se celebrará ninguna prueba de manera presencial hasta mediados de octubre.