AYUNTAMIENTO Y POLICÍA LOCAL INFORMAN DE LOS CAMBIOS

Las obras en el casco histórico de Puente Genil obligan a remodelar el tráfico rodado

Colocan semáforos en el barrio por los trabajos en la calle Contralmirante Parejo

Uno de los semáforos colocados en el casco histórico de Puente Genil.

Uno de los semáforos colocados en el casco histórico de Puente Genil. / REQUENA

Virginia Requena

Virginia Requena

Desde el miércoles 23 de noviembre el tráfico en la zona baja de Puente Genil está regulado por dos semáforos, uno ubicado en la calle San Sebastián y otro, en Contralmirante Parejo. Son dos instalaciones necesarias debido a las obras de remodelación de la vía. Estas actuaciones llevan aparejada una planificación del tráfico que afecta a la citada zona.

El concejal de Obras y Urbanismo del Ayuntamiento de Puente Genil, Jesús López, y el inspector jefe de la Policía Local, Jesús Miguel García, explicaban el proyecto de intervención en la calle Contralmirante Parejo (calle Ancha), así como la planificación del tráfico rodado en esta zona y en la afectada, también, por las obras en la calle Madre de Dios.

La actuación va a consistir en una remodelación completa de la vía, en total 1.400 metros, para los que el Ayuntamiento ha destinado 245.000 euros de recursos propios. La obra la ejecuta la empresa local Locson y cuenta con un plazo de ejecución de cuatro meses. En la calle se va a instaurar una plataforma única y se intervendrá de forma completa en la red de abastecimiento. Asimismo, se dotará de iluminación led y se ubicará nuevo mobiliario urbano y jardineras. La actuación tendrá un periodo de ejecución de 4 meses. También se va a aprovechar para reparar el hundimiento en la calle Don Gonzalo. Esta información, dijo el edil, se ha trasladado a la asociación de La Isla.

García dio a conocer el plan de tráfico que se ha diseñado para dar entrada y salida a los vehículos mientras dure la obra. Un estudio que, según adelantó, «no debe suponer ni revestir más problemas». El plan contempla dos itinerarios. De un lado, el comprendido desde Miragenil hasta la zona alta, y otro, desde la Cuesta del Molino hacia Miragenil.

En la calle Lemoniez se va a invertir el sentido del tráfico, por lo que los vehículos de entrada desde Miragenil realizarán el recorrido por Alcaide y Emilio Reina para salir a la Cuesta del Molino. Y la calle Jesús se habilitará en sentido descendente.

Por otro lado, en la calle San Sebastián se van a habilitar semáforos para regular el tráfico en la zona. Además, a la calle Antonio Baena (cuesta Baena) también se le invertirá el sentido. El autobús urbano circulará por calle Alcaide, por lo que se eliminarán los aparcamientos de carga y descarga al final de esta vía. Esta misma calle encauzará todos los vehículos procedentes desde la cuesta Romero, Contralmirante y Godinez.

En cuanto a las plazas de aparcamiento, el inspector explicó que se mantendrán las de Plaza Nacional y calle Postigos. Además, seguirá habilitada la segunda bolsa de aparcamientos en la calle Ancha, ya que el parking situado próximo a San Sebastián se utilizará como zona de abastecimiento para la obra. Por otro lado, la remodelación de la calle Madre de Dios, que comenzó la semana anterior con un plazo de ejecución en torno a los dos meses, también provocó el cambio en el sentido de la circulación en la calle Antonio Baena.

Suscríbete para seguir leyendo