Kiosco

Diario Córdoba

REPORTAJE

Conciliar en el mercadillo del Arenal: "Mi venta ha subido al doble", afirma Ana Moreno

El espacio de respiro familiar, en el que dos monitoras han atendido a hijos de comerciantes, ha sido clausurado este domingo con éxito

Eva Contador y Antonio Torcuato posan este domingo con niños y niñas usuarios del espacio de respiro familiar. FRANCISCO GONZÁLEZ

Son fundamentales en el cuidado de la familia, pero también en los negocios. Por esto, vendedoras del mercadillo del Arenal han clausurado este domingo el espacio de respiro familiar con un mensaje contundente: «Si nuestra voz vale para algo, que sea para decir que lo necesitamos», ha afirmado Ana Moreno durante el desayuno compartido con la concejala de Servicios Sociales en el Ayuntamiento de Córdoba, Eva Contador, y el presidente de la Asociación de Comerciantes Autónomos Ambulantes de Córdoba (Comacor), Antonio Torcuato.

Sus palabras han sido aplaudidas por el resto de las mujeres presentes en esta actividad, con la que finaliza un proyecto que ha sido pionero en España, en el que dos monitoras, Laura Pulido y Ana Rodríguez, han atendido desde el pasado marzo a 30 niños, hijos de los comerciantes que trabajan en el mercadillo, para facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar.

Acerca del éxito de esta iniciativa, Ana Moreno ha explicado, a modo de ejemplo, que tiene dos hijos «y dan mucha guerra en el puesto». En este sentido, ha admitido que «no creíamos que iba a ser tan bueno, pero cuando nos hemos dado cuenta de los beneficios que hemos tenido... Mi venta ha subido al doble, porque puedes tratar con la gente y atenderla. Tengo un puesto de ropa de señora y no es lo mismo que las atienda mi marido a que las atienda yo, hablamos con más confianza. Me gusta la moda y les digo hasta la barra de labios con la que se pueden pintar. Me ha sido de mucho beneficio», ha asegurado. 

A esto ha añadido que, al poder conciliar, «como mujer te sientes que no solo vales para cuidar de los niños y para cambiar pañales. A mí me gusta mi trabajo, me he criado en esto y me siento realizada», ha reivindicado. «Los niños vienen con algo nuevo aprendido todos los domingos, porque las monitoras son excelentes. Tanto los niños como las mujeres estamos súper contentas. Los padres también, porque les ayudamos. A fin de cuentas, el mercadillo es un negocio familiar, que requiere mucho trabajo y atención», ha destacado. También ha recordado, sin embargo, que «ahora es cuando empieza nuestra temporada fuerte, por lo que quizá necesitemos esto más que nunca».

En la misma línea, Jesús Martín, que tiene un puesto de complementos, ha comentado que con este espacio «estamos 100% para el cliente». Sobre la experiencia que han tenido sus dos hijos, ha indicado que «les dan el desayuno, están enseñándoles y les quitan del calor, porque en verano trabajamos con unas temperaturas muy altas y esto ha sido un descanso», ha admitido.

Más tiempo y más niños

El espacio de respiro familiar del mercadillo del Arenal tendrá que esperar, de momento, la llegada de una nueva subvención. Antonio Torcuato ha recordado que el primer proyecto ha recibido una ayuda de 40.000 euros, que ha sido aportada por la delegación de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba. En una segunda edición, esperan poder ampliar la duración (se ha extendido durante 25 semanas) y también el número de participantes, porque algunos niños se han quedado fuera. 

«Un día entre semana tienes a los niños en el colegio, pero el del Arenal es el mercado más fuerte que tenemos en Córdoba y a las madres se les hacía difícil conciliar. Si no tienes dónde dejarlos, te los tienes que llevar al puesto. La intención era quitar a los pequeños de las adicciones digitales, de tener un móvil y una tablet para que no molesten. Aquí están aprendiendo y se están divirtiendo», ha subrayado. El presidente de Comacor ha reconocido que están «sorprendidos por el éxito» de este espacio y ha destacado que «hemos sido pioneros en España. Hemos recibido muchas felicitaciones y compañeros de otras ciudades nos han pedido consejo», ha manifestado. 

De su parte, Eva Contador ha confirmado que «ahora vuelven a salir las subvenciones y esperamos que se presenten para que esto pueda continuar. Está muy bien hablar de la igualad y de que hay que conciliar, pero lo que hace falta son proyectos que realmente las liberen para que puedan hacer su trabajo tranquilamente», ha afirmado.  

Compartir el artículo

stats