Kiosco

Diario Córdoba

REPORTAJE

Los caballos también son para el verano

Córdoba Ecuestre realiza varias actividades durante los meses de vacaciones | Su espectáculo regresa de nuevo a los pueblos de la mano de la Diputación y continúan los cursos sin dejar de lado nuevos proyectos

Uno de los espectáculos ofrecidos por Córdoba Ecuestre. MANUEL MURILLO

Córdoba Ecuestre continúa sus actividades en verano y, en lugar de relajar las labores, las aumenta con la mirada puesta en el futuro inmediato y en los compromisos que tiene el próximo mes de septiembre. 

En los meses calurosos la asociación cordobesa ha mantenido el espectáculo, a pesar de la disminución de turistas en la ciudad, pero con una asistencia que sitúa a la actividad ecuestre como uno de los reclamos para los visitantes nacionales y extranjeros.

Y el espectáculo, uno de los ejes fundamentales de Córdoba Ecuestre, regresa de nuevo a los pueblos, de la mano de la Diputación de Córdoba, con la intención de llevar el arte ecuestre a la provincia. En concreto, Pasión y duende del caballo andaluz se representará este verano en Pedroche, El Carpio y Carcabuey. Esta es una de las actividades con las que se inició la asociación ecuestre cordobesa, mostrar la riqueza de la cultura del caballo en los pueblos de Córdoba, actividad que todos los años forma parte de la programación de Córdoba Ecuestre junto a la entidad provincial.

Pero no solo el espectáculo Pasión y duende del caballo andaluz es el santo y seña de Córdoba Ecuestre, sino que cada año los cursos que imparten tienen más peso a nivel internacional. La enseñanza se ha convertido en una de las actividades más importantes que lleva a cabo durante todo el año. Son numerosos los cursos que los jinetes cordobeses realizan a diferentes niveles para aficionados y jinetes profesionales tanto nacionales como extranjeros, impartiendo clinics en las Caballerizas Reales o desplazándose los profesionales de Córdoba Ecuestre a otras ciudades españolas y europeas. 

El calor no ha sido ningún inconveniente para realizar los cursos, con la asistencia el pasado mes de alumnos españoles e italianos, jinetes habituales estos últimos en las pistas de Caballerizas Reales, y que este mes de agosto también cuenta con la presencia de aficionados transalpinos.

Por otra parte, agosto es uno de los meses más cargados de trabajo en la entidad cordobesa, por la cercanía con su actividad reina, Cabalcor, que en esta edición, en la que Córdoba Ecuestre celebra su 25 aniversario, tendrá una duración de un mes, ocupando los cuatro fines de semana de septiembre y el primero de octubre. Esta efeméride tiene una compleja logística y una organización complicada por el nivel que las actividades que la componen.

Campeonato de doma

A la larga duración de las actividades hay que añadirle en esta edición del vigesimoquinto aniversario la organización del Campeonato de España de doma vaquera de menores y absoluto, el primero del 23 al 24 de septiembre y el segundo del 30 de septiembre al 2 de octubre. Para este evento, Córdoba Ecuestre está estudiando la adaptación de la pista de la Huerta de Caballerizas para la celebración de ambos concursos, que contará con una gran asistencia de profesionales y aficionados de España y Europa. La asociación ecuestre cordobesa tiene experiencia en organizar estas competiciones del máximo nivel, como el de Castro del Río, en el 2005, donde se celebró el primer campeonato de España para menores, además del absoluto, con más de cinco mil aficionados en una final histórica. Para Córdoba Ecuestre es importante la celebración de estos campeonatos que potenciarán la imagen de Caballerizas Reales y proyectarán la capacidad de organizar eventos de alto nivel en uno de los edificios ecuestres que se conservan más importante de Europa y destinado al uso del caballo.

Podría parecer que esto es suficiente para la entidad ecuestre cordobesa en un verano tan caluroso, pero el gerente de Córdoba Ecuestre, Javier Gómez, aún tiene tiempo para negociar nuevas salidas internacionales del espectáculo Pasión y duende del caballo andaluz. Tras la denominada vuelta a la normalidad, también en el sector ecuestre, este ha comenzado a postularse como un elemento fundamental turístico y cultural de Europa, por lo que Gómez ha iniciado contactos con escuelas para llevar el espectáculo a las arenas internacionales más importantes.

A pesar del calor, el sector ecuestre no descansa. Parece que el caballo también es para el verano. 

Compartir el artículo

stats