acuerdo entre el gobierno y las comunidades autónomas

Aprobado el plan para el control oficial de la cadena alimentaria

Luis Planas resalta la importancia del documento por aglutinar los trabajos de todas las autoridades | Las medidas aprobadas en el pacto tendrán vigencia durante cinco años, hasta el 2025

Aprobado el plan para el control oficial de la cadena alimentaria

Aprobado el plan para el control oficial de la cadena alimentaria

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, presidió este lunes, 15 de febrero, la reunión de la conferencia sectorial conjunta de Agricultura y Desarrollo Rural y de Pesca, en la que se aprobó el Plan Nacional de Control Oficial de la Cadena Alimentaria (Pncoca). Este estará vigente hasta diciembre del 2025, lo que supone una duración total de cinco años. Este plan plurianual garantizará la aplicación de la legislación sobre alimentos y piensos, las normas sobre salud y bienestar de los animales, la sanidad vegetal y los productos fitosanitarios.

El ministro Luis Planas aseguró que este plan es «de gran importancia para el sector agroalimentario, porque es un plan de planes», ya que aglutina en un documento único los controles oficiales que llevan a cabo las distintas autoridades competentes para asegurar el cumplimiento de la legislación a lo largo de toda la cadena agroalimentaria, desde la producción primaria hasta los puntos de venta al consumidor final. El plan de control de la cadena alimentaria, que se pone en marcha este año y durará hasta el 2025, describe en su parte general los principios orientadores en los que se ha basado su redacción y la organización territorial y distribución de competencias entre las distintas administraciones, así como cuatro objetivos de alto nivel.

Tres de los mencionados objetivos, los que corresponden al ámbito del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, fueron aprobados por la sectorial. Se trata del primer objetivo (reducir riesgos para la salud humana, animal y vegetal mediante controles en la producción primaria), el tercer objetivo (garantizar la calidad alimentaria y luchar contra el fraude alimentario) y el cuarto objetivo (reducir riesgos para la salud humana, animal y vegetal mediante el control de importaciones y exportaciones). Estos tres objetivos comprenden hasta 21 programas nacionales de control oficial. Por otra parte, el segundo objetivo del plan, consistente en reducir riesgos para la salud humana mediante controles en establecimientos alimentarios, incluye los programas de trabajo competencia del ministerio de Consumo a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan).

El Plan Nacional de Control Oficial de la Cadena Alimentaria aglutina todos los controles oficiales de las autoridades alimentarias españolas en un solo documento, tal y como prescribe el Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo, que se refiere a los controles y otras actividades oficiales. Esta norma establece que cada Estado miembro debe encargarse de elaborar un único plan nacional de control plurianual integrado para garantizar la aplicación de la legislación sobre alimentos y piensos, salud, bienestar animal, sanidad vegetal y productos fitosanitarios.

En España, la redacción del plan depende de un grupo de coordinación en el que, además del propio ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y el ministerio de Consumo, están representados tanto el ministerio de Sanidad como el ministerio de Industria, Comercio y Turismo. También hay grupos de coordinación entre los ministerios y las propias comunidades autónomas.