+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CASO COOPERACIÓN

Rafael Blasco obtiene sus dos primeros permisos para salir de la cárcel

El juez considera que no hay riesgo relevante de quebrantamiento y valora su avanzada edad y buen comportamiento

 

Rafael Blasco, condenado por el Caso Cooperación, obtiene sus dos primeros permisos para salir de la cárcel. - MIGUEL LORENZO (ARCHIVO)

NACHO HERRERO
10/11/2017

Tras dos años y cuatro meses en la cárcel de Picassent, donde cumple una condena de casi siete por malversación, prevariación y falsedad documental en el ‘Caso Cooperación’, Rafael Blasco, el ex conseller popular de la Generalitat Valenciana, ha obtenido sus primeros dos permisos y serán de tres días cada uno. Según informó el TSJCV, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de la Comunitat Valenciana ha estimado la protesta de Blasco ante la negativa de la Junta de Tratamiento de la prisión de permitirle gozar de estos permisos. Eso sí, será el centro penitenciario el que decida las fechas de estas salidas.

Según el juez, no existe un riesgo relevante de quebrantamiento ni de la comisión de un nuevo delito ya que no ocupa ningún cargo público. Además de valorar que ya ha cumplido un tercio de la pena, también ha tenido en cuenta “el buen comportamiento del recluso, los elementos de apoyo socio-familiar fuera de la cárcel y su edad, 72 años”.

Blasco tiene aún varias causas pendientes, por una parte por la concesión de subvenciones a un entramado de entidades en torno a la Fundación Hemisferio entre 2009 y 2011 y por las acciones de la Generalitat para la construcción de un hospital en Haití tras el terremoto de 2010. También tienen que pasar por el juzgado su mujer, Consuelo Císcar, y el hijo de ambos. De hecho, ambos tienen que declarar el próximo 18 de diciembre por el caso que estudia las presuntas irregularidades en la gestión de Císcar al frente del IVAM, el Instituto Valencia de Arte Moderno. Entre esas posibles irregularidades, está la promoción con fondos públicos de la carrera de su hijo, cuyo nombre artístico es ‘Rablaci’, formado por las primeras sílabas de su nombre y apellidos ‘Rafael Blasco Císcar’. Un informe policial asegura que Císcar utilizó hasta a cuatro trabajadores públicos de manera permanente para promocionar la carrera de su hijo.