+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA REDUCCIÓN LLEGA AL 90% EN ALGUNAS ZONAS

La población de conejos deja de ser un problema en la Campiña

Fuerte bajada en los censos al caer la cifra de manera significativa. Una nueva cepa de una enfermedad vírica afecta también a los gazapos

 

Dos gazapos en una explotación de viñedo de Montilla-Moriles. - FRANCIS SALAS

F. EXPOSITO
19/02/2014

Las altas densidades de conejos que habían causado importantes daños en los cultivos de la Campiña y que provocaron que la emergencia cinegética se extendiera a 28 municipios de la provincia son ya historia. Una nueva cepa de la enfermedad vírica hemorrágica (VHD) que afecta no sólo a los adultos sino también a los gazapos ha reducido a unos niveles tan bajos las densidades que habría que remontarse a las consecuencias que provocó la enfermedad a inicios de los noventa del pasado siglo. El último censo de la Consejería de Agricultura, de principios del 2013, reflejaba que la población en la Campiña cordobesa se situaba en unos 253 ejemplares por kilómetro cuadrado de media, cuando se llegó a unos máximos de 400 en el 2009. Sin embargo, estos datos ya han quedado muy lejos de la realidad, según explica el profesor Francisco Sánchez Tortosa, del departamento de Zoología de la Universidad de Córdoba. Sánchez Tortosa asegura que se ha pasado de una población de 2,5-4 conejos por hectárea a uno e, incluso, en algunas zonas no se detectan. "La reducción de conejos en la Campiña se sitúa entre el 50 y el 90 por ciento", añade. Esta fuerte caída también la corroboran los cazadores. "Los conejos han dejado de ser un problema para los cultivos, aunque aún hay que estar atentos porque hay determinadas zonas muy concretas donde se está actuando para evitar el daño en algunas fincas", afirma Francisco Javier Cano, delegado en Córdoba de la Federación Andaluza de Caza (FAC). El delegado provincial de Agricultura y Medio Ambiente, Francisco Zurera, afirma que la Junta de Andalucía está analizando esta nueva situación para tratar de "subsanar el problema". Así, Zurera destaca la importancia de la especie para el lince ibérico y el hábitat. "Ahora mismo se ha controlado el problema y esperamos que no siga a más la enfermedad", explica.

Ante este nuevo panorama, el representante de los cazadores asegura que no comprende que aún se mantenga en vigor la resolución publicada en el BOJA del 1 de julio del 2013 que extendía las medidas extraordinarias hasta el 27 de abril del 2014 y las capturas en vivo con hurón y redes y mediante capturadero durante toda la temporada. "El descenso de las poblaciones ha sido bastante considerable, con municipios como Aguilar de la Frontera, donde se nota mucho el bajón de conejos y con grandes variaciones en otros como Puente Genil o Montilla", añade Francisco Javier Cano. A esta nueva tendencia hay que unir la desaparición de ejemplares en la Sierra de Córdoba desde hace años.

   
1 Comentario
01

Por Solano 14:58 - 19.02.2014

por ahora.... veremos después de la época de cría....que coincide con el brote de los pámpanos