+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Movimiento ciudadano / 14ª Semana de Al-zahara

Reconquistar zonas públicas y más calidad de vida, nuevos retos vecinales

Toledano dice que no se olvidarán demandas como la de suministros básicos. La federación debatió sobre la Periferia, la vivienda y viejas aspiraciones

 

Antonio Toledano, delante de los Cervatillos de Plata, instantes antes de la ceremonia de entrega, anoche. - MIGUEL ÁNGEL SALAS

Juan M. Niza Juan M. Niza
05/11/2017

El presidente de la federación de asociaciones vecinales Al-Zahara, Antonio Toledano, ha reconocido la necesidad de dar un nuevo impulso a reivindicaciones del movimiento vecinal que hasta ahora han tenido un papel secundario, todo ello para luchar por que los ciudadanos «recuperen espacios públicos» para su disfrute y, en general, aumentar la calidad de vida en los barrios.

Toledano hizo estas consideraciones a Diario CÓRDOBA coincidiendo con el término de la 14ª Semana Vecinal de Al-Zahara, que ayer se clausuró con la ceremonia de entrega de los premios anuales de la federación vecinal, cerrando un ciclo en el que se ha debatido y analizado a través de jornadas, encuentros y la difusión de un manifiesto sobre los problemas específicos de las barriadas de la periferia del municipio, la vivienda en Córdoba, la conflictiva figura urbanística de las zonas privadas de uso público (que genera infinidad de problemas de convivencia) y sobre la memoria histórica.

NUEVOS TIEMPOS / Respecto a los nuevos retos que se plantean las asociaciones de vecinos, Toledano señala que se ha abierto una nueva etapa en la que, respondiendo a los problemas de los ciudadanos, hay que hacer frente a fenómenos como la gentrificación en el centro, ese proceso de cambio en los barrios históricos que encarece la vida y convierte en un parque temático la zona, expulsando a sus vecinos tradicionales, como ya viene denunciando la asociación vecinal La Axerquía. Otras vertientes de esta reivindicación sobre el uso de los espacios públicos por los ciudadanos es el enquistado problema de las zonas privadas de uso público, la demanda de que se modere la ocupación de los veladores en determinadas vías o los usos que deben permitirse y planificarse en barrios monumentales, «sin olvidar problemas que no se han resuelto desde hace décadas y que seguimos arrastrando, como el de reclamar suministros básicos para las parcelaciones o la falta de equipamientos en algunos barrios», además de conflictos y necesidades surgidas con la crisis y los nuevos tiempos como «la aspiración a vivienda digna y asequible, el Río, el Medio Ambiente, la igualdad…», explica Toledano.