+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

arranca el año preelectoral

Los partidos ponen en marcha la máquina electoral para las municipales del 2019

El PP toma la delantera y plantea designar a sus alcaldables, incluido el de la capital, antes de abril. Los líderes regionales de IU y Podemos instan a sus direcciones locales a trabajar por la confluencia

 

José M. Bellido, Cintia Bustos, Andrés Lorite, Beatriz Jurado, Adolfo Molina, M. Luisa Ceballos y J.J. Primo, ayer en la junta directiva provincial del PP. - MIGUEL ÁNGEL SALAS

Irina Marzo Irina Marzo
10/01/2018

A 17 meses de las elecciones municipales (que se celebrarán previsiblemente el 9 de junio del 2019 en coincidencia con las europeas), los partidos han dado ya el pistoletazo de salida para su cita con las urnas. El PP será el primero en tener candidatos a estos comicios, ya que espera cerrar todas los nombres, incluido el de la capital, en el primer trimestre del 2018. El PSOE tardará algo más en poner a punto su maquinaria electoral, al igual que Ciudadanos; mientras que los líderes regionales de Podemos e IU, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, han puesto a trabajar ya a sus direcciones locales para buscar candidatos de confluencia. El árbitro ha pitado el inicio del partido.

PARTIDO POPULAR

QUIEN DA PRIMERO...  «Trasladar un proyecto de futuro no se puede improvisar un mes antes de las elecciones», dijo Adolfo Molina, presidente del PP cordobés antes de la junta directiva celebrada ayer, para explicar el porqué de la premura en la elección de candidatos. Los populares quieren tenerlos designados antes de abril. Primero, elegirán a los de los municipios de menos de 20.000 habitantes (será el comité electoral provincial quien los designe). En febrero, a los de más de 20.000 (los aprobará el comité electoral regional), y por último, al candidato de la capital, que deberá ser nombrado por la dirección nacional tras escuchar la propuesta de la dirección provincial. Ni Bellido, el único del PP que ha mostrado públicamente su deseo de encabezar la lista a la Alcaldía de Córdoba, ni Molina descartaron ayer la posibilidad de que pueda haber otros candidatos que aspiren a ser alcaldes de la capital --«hay banquillo», dijeron ambos--, si bien parece a priori poco probable que eso suceda. De hecho, el presidente del PP reiteró ayer su apoyo a Bellido: «Estoy muy satisfecho de su trabajo. Lo está haciendo estupendamente bien y eso va a contar mucho a su favor», dijo, al tiempo que reconoció que no era fácil suceder a Nieto en el Ayuntamiento cordobés.

PARTIDO SOCIALISTA

PASO AL FRENTE Los dos socialistas de mayor peso institucional en la provincia, Isabel Ambrosio y Antonio Ruiz, han dado un paso al frente al mostrar su disposición a tratar de renovar en 2019 sus logros electorales. El presidente de la Diputación dijo ayer en Los desayunos informativos de Europa Press que aspira a ser reelegido como presidente de la institución provincial, mientras que la alcaldesa, Isabel Ambrosio, ya dijo en verano que «una no emprende este camino para quedarse solo en cuatro años». Precisamente ayer, el también secretario provincial de los socialistas reiteró sus felicitaciones por la labor que está desarrollando Ambrosio en Capitulares, que calificó de «difícil» por la composición de la Corporación, algo que, dijo, «implica un esfuerzo extra de diálogo, consenso y de buscar acuerdo a la hora de plantear cualquier cuestión ante el pleno».

IZQUIERDA UNIDA

PONIENDO LOS CIMIENTOS El coordinador provincial de IU, Pedro García, admitió ayer que «para ganar las elecciones» necesitan que haya confluencias políticas y sociales, y avanzó que en Córdoba, al igual que en el resto de Andalucía, ya están trabajando en ello. El dirigente provincial recogió el guante lanzado por su coordinador regional, Antonio Maíllo, quien afirmó que «los cimientos de la confluencia están ya echados» y que ahora habrá que trabajar «en el edificio». En ese tenor, García indicó que «las puertas y las ventanas» de esa futura construcción, es decir, los nombres y apellidos de los futuros candidatos de la confluencia, será lo último en conocerse. «Siempre hay debate sobre los nombres, pero antes nuestra preocupación es la política y qué vamos a ofrecer a la sociedad andaluza», dijo. El coordinador provincial, que compareció junto a la parlamentaria Elena Cortés y el diputado Francisco Ángel Sánchez para fijar los objetivos políticos de IU en 2018, matizó que el trabajo por la confluencia no consiste en que «dos dirigentes se sienten en una mesa», sino que «hay miles de espacios de lucha donde nos estamos encontrando con mucha gente», de modo que los cimientos se están construyendo, dijo, «en el tajo político». Aunque en ningún momento mencionó a Podemos, la decisión de que estos dos partidos caminen juntos la senda electoral viene mandatada por los líderes de IU y de la formación morada, Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez. De momento, IU celebrará el 10 de febrero una asamblea andaluza decisiva.

Temas relacionados