El Seprona ha recuperado el pilar de una fuente del siglo XVII que había sido robado en Lucena hace año y medio.