Una escultura de César Orrico eterniza al escritor en el Bulevar del Gran Capitán