Lucía Romero y su tutor, Israel Martínez en el colegio Sagrada Familia