Del Pozo, ha conocido de primera mano los trabajos arqueológicos que se están desarrollando en el Patio de los Naranjos en el marco del proyecto de investigación que desarrolla la Universidad de Córdoba en el que se están reexcavando determinadas zonas que en los años treinta estudiara el arquitecto-conservador Félix Hernández.