La avena es uno de los llamados superalimentos por excelencia, ya que, gracias a su gran cantidad de fibra, entre otros beneficios que aporta, está el de ayudar a reducir el colesterol. Sin embargo, al haber varias formas de tomarse, sus propiedades y efecto en nuestro organismo varía. Así pues, te desvelamos cuál es la mejor forma de tomar avena a la hora de querer disminuir los niveles de colesterol en sangre.

Las virtudes de la avena

Expertos en nutrición de todo el mundo recomiendan incorporar la avena a nuestra dieta diaria. Esta es un cereal soluble que protege nuestro corazón, ayuda a controlar el peso y regula los niveles de colesterol y glucosa. Además, mejora el tránsito intestinal y previene enfermedades cardiovasculares como principales ventajas.

La avena se suele tomar en forma de cereales para el desayuno, pero no es la mejor opción.

La mejor forma de tomar avena

Pero, un informe de la Universidad de Harvard ha analizado las diferentes formas de tomar avena y ha concluido que la mejor de ellas, si se quiere reducir el colesterol, es hacerla en hojuelas integrales, ya que, al cocerse más rápido, absorbe mejor los líquidos. Además es más fácil de preparar que otras opciones. Para ello necesitas:

Ingredientes

  • Dos tazas de agua
  • Una manzana
  • Dos cucharadas de jugo de limón
  • Tres cucharadas de hojuelas de avena integral

Preparación

Para elaborarla hay que dejar unas horas en remojo las hojuelas de avena con la bebida natural. Mientras se lava la manzana y se corta en trozos pequeños (se pueden coger dos manzanas). Una vez hecho esto, se mete en la batidora y se incorpora el jugo de limón, para dejar de licuar cuando tenga un tono de batido espeso. Al acabar, puedes añadir azúcar, canela o miel si lo deseas.