trucos de limpieza

Estos son los mejores trucos para que tus zapatillas blancas siempre sean blancas

Las zapatillas blancas son un complemento que se ensucian con gran facilidad

Las zapatillas blancas se ensucian con gran facilidad.

Las zapatillas blancas se ensucian con gran facilidad.

Adrián Ramírez

Adrián Ramírez

Da mucha rabia cuando, después de comprar nuestras nuevas y relucientes zapatillas blancas y, al poco tiempo, se ensucian. Y es que las zapatillas blancas son un complemento ideal que se puede combinar con multitud de ropa. No obstante, tienen un problema, y es que se ensucian fácilmente, con lo que limpiarlas es una tarea muy frecuente. Sin embargo, muchas veces no se limpian por completo o en el proceso se acaban dañando, por lo que, para evitar esto, te dejamos estos sencillos trucos para que tus zapatillas blancas se queden como nuevas.

Pasos previos

Como primer paso hay que quitar los cordones y las plantillas de las zapatillas para que así se puedan limpiar con una mayor facilidad y rapidez.

Y es que no nos podemos olvidar de los cordones. Para limpiarlos, simplemente hay que dejarlos en remojo unos minutos. SI igualmente continúan las manchas, se puede echar dos tazas de agua mezcladas con cuatro de vinagre blanco y cuatro cucharadas de bicarbonato sódico y dejarlos en la mezcla resultante treinta minutos.

Vigila las manchas

Como primer paso hay que humedecer las zapatillas blancas con agua fría. Y es que los prelavados son muy útiles para eliminar la suciedad y manchas de carácter más superficial. Si se quiere hacer de una manera que sea más efectiva se puede echar bicarbonato de sodio, jabón o vinagre blanco.

Bicarbonato y vinagre blanco

Para este truco hay que echar un cuarto de taza bicarbonato de sodio y dos tazas completas de vinagre blanco. Esto causará una reacción de forma instantánea que se traducirá en una espuma blanca. Una vez la espuma se haya reducido hay que frotar con un cepilla de dientes por la zapatilla. Una vez acabado hay que dejarlo secar durante al menos veinte minutos. Las zapatillas no se pueden limpiar con ningún objeto de metal puesto que el bicarbonato reacciona mal con este material.

Usa jabón de Marsella

Si con el anterior truco no has logrado limpiar tus zapatillas o las tienes muy sucias, el jabón de Marsella es una gran opción. Para aplicarlo, simplemente hay que humedecer en agua un poco las zapatillas y luego frotarlas con el jabón. De primeras se debe actuar sobre las zonas más duras y después darle un repaso a mano y meterlas en la lavadora.

El cepillo de dientes es tu mejor aliado

Es el truco más clásico de esta lista, pero no por ello el menos eficaz. Para realizarlo hay que coger un cepillo de dientes que ya está viejo y utilizarlo con alguna de las anteriores mezclas. Es muy útil para quitar la suciedad del interior de las zapatillas y la suela. Una vez acabado hay que enjuagarlas en agua fría, vigilando que no hayan quedado restos de la mezcla. Por último, se deben dejar secar en el exterior con la lengüeta hacia afuera.

Existen varios trucos para limpiar las zapatillas blancas.

Existen varios trucos para limpiar las zapatillas blancas.

La lavadora si vas con prisas

No es la mejor opción pero, si tienes poco tiempo y quieres limpiar tus zapatillas blancas, siempre puedes meterlas en la lavadora. Hay que usar el detergente que siempre se eche, agua fría y un ciclo de lavado corto. Como opción preferente se deben meter solas, sin más ropa.

Lo que sí que no se puede hacer es meterlas en la secadora. Si quieres introducirlas en la lavadora con los cordones puedes hacerlo en una bolsa de lavado con cremallera.