Preocupación por la salud de Matamoros después del embarazo de Marta: entra en quirófano

Esta es la intervención a la que se ha sometido

Kiko Matamoros en 'Sálvame'

Kiko Matamoros en 'Sálvame' / TELECINCO

F. L.

Diego Matamoros y Marta Riumbau ya no son pareja. Al menos es lo que indican personas del entorno de la influencer, que aseguran que la relación está rota a pesar de seguir viviendo bajo el mismo techo.

Un duro golpe para el hijo de Kiko Matamoros que sigue recuperándose de sus problemas de salud. Y es que la duda sobre si la pareja había emprendido caminos por separado sobrevolaba desde hacía meses. Unos rumores que parece que finalmente se han confirmado.

Paso por quirófano

Con un carrusel de imágenes sobre una camilla del hospital, Diego Matamoros se ha sincerado: “Hoy me ha tocado pasar por chapa y pintura, últimamente he convivido demasiado con mi amigo el dolor, como siempre infinitas gracias por hacer de mi vida algo más fácil”, escribía, haciendo referencia al médico en el que ha confiado durante todo su proceso de curación. En las instantáneas en cuestión puede verse como el profesional le infiltra un líquido a través de una jeringa, es decir, le pone anestesia local en la zona para después someterle a una radiofrecuencia. Gracias a ella podrá evitar la sensación de dolor, al menos de manera temporal, pues su afección no tiene cura y no tiene otra opción que hacer esto cuando el malestar va in crescendo.

Llama especialmente la atención que esta visita al hospital por parte de Diego ha tenido lugar tan solo unas horas después de que su exnovia, Marta Riumbau, anunciara su maternidad en solitario. El hijo de Kiko Matamoros no se ha pronunciado al respecto, pero la influencer dio la buena nueva con la mayor de las ilusiones: “He tomado la decisión de ser madre soltera”, revelaba, para después dedicar unas palabras a su futuro bebé: “Un día, cuando seas un poco más mayor, me sentaré contigo y te explicaré todo. Te contaré que eres el bebé más deseado del mundo, que no podía esperar más a conocerte y que somos tú y yo. Que eres especial y voy a dejarme la piel para que seas la persona más feliz del mundo. Pero, por ahora, pórtate bien unas 23 semanas más”. 

De esta manera, Marta admitía estar embarazada de unas 16 semanas, es decir, cuatro meses. Como no podía ser de otra manera, la noticia dejaba completamente sorprendidos a sus seguidores, sobre todo teniendo en cuenta que hace solo dos meses que rompió con Matamoros. Tras más de dos años de relación, ambos optaron por tomar caminos separados, y nadie había podido llegar a imaginar que ella querría ser madre, pero en solitario.