Leticia Sabater ha vuelto a dar el cante en redes sociales, esta vez con un fallo geográfico. Un usuario de Twitter compartió su vídeo de ‘La salchipapa’ diciendo que era para los fans de Kuala Lumpur, y Sabater confundió esta ciudad con un insulto. Ha sido el último error polémico que ha tenido la celebrity, pero desde que empezó a salir en televisión nos ha dejado grandes momentos para el recuerdo. Aquí van algunos de ellos.

En el año 2012 Leticia Sabater publicó un vídeo con el que pretendía encontrar el amor. Explicaba que había conseguido «todo» lo que quería: «fama y dinero». Sin embargo había algo que le faltaba y que le impedía ser feliz: no conseguía encontrar el amor de su vida. Por eso, decidió hacer un vídeo a modo de casting sentimental en el que el único requisito que pedía era ser mayor de edad.

UN NUEVO HIMEN / Leticia Sabater decidió gastarse 6.000 euros en reconstruirse el himen y, por supuesto, se encargó de que la noticia se hiciera pública. Durante varios días no paró de hablar de sus intimidades en las televisiones que ella frecuenta y toda España pudo saber que perdió la virginidad porque tuvo un accidente con un columpio y por ello «tenía problemas con los penes grandes».

Igual que no tiene problema en explicar su vida en televisión, tampoco lo tuvo para demostrar su amor a un novio en una playa de Valencia. La pareja fue pillada practicando sexo en público y en el vídeo puede verse que en algún momento había gente paseando junto a ellos por la orilla. Un momento bochornoso para cualquiera que la que fue presentadora del programa infantil ‘Con mucha marcha’ decidió resolver, una vez más, yendo a la televisión a hablar de ello.

Sabater acudió a La Caja Deluxe (Telecinco), un programa en el que algunos famosos se sometían a una entrevista psicológica que hacía un recorrido por toda su vida. Y aquí salieron a la luz los complejos de la colaboradora de ‘SálvameSSRq. Una vez más provocando, sin quererlo, estar en boca de todos. En la entrevista hizo confesiones como las siguientes: «Nací muy fea y medio tonta», y también dijo que su abuelo pensó de ella que «no tenía solución». Explicó que por este motivo lo pasó muy mal en el colegio (la llamaban «fea y china»). Y explicó, a moco tendido, por qué desde muy pequeña quería ser famosa: «Para que se fijaran en mí por otra cosa que no fuese porque era fea».

Su ansia de estar en boca de todos nos ha dejado grandes videoclips como el de ‘La salchipapa’, ‘Mr Policeman’ e ‘Ymca’. También participó en un circo llamado ‘FronzeSSRq. Una copia de estilo musical y con un nombre incorrecto (para no pagar derechos de autor) de la película de Disney ‘Frozen’. Ella imitaba en el espectáculo a la princesa Elsa. H