La 49 edición de la Vendimia Flamenca de Doña Mencía, celebrada el pasado fin de semana, fue un rotundo éxito de participación por el nivel de los participantes y de público, alcanzando el aforo completo del Paseo Iglesia Vieja de la localidad de la Subbética. Cuatrocientos espectadores asistieron al festival flamenco menciano, organizado por el Ayuntamiento, que apuesta así por el formato de festival de dos días, y que ha contado con un público rejuvenecido y en la próxima edición celebra su medio centenario.

Abrió el fin de semana flamenco menciano el genio de Juan Pinilla, que, con una intervención muy didáctica acompañado de Pablo Fernández. Los cantes de Lela Soto, con la guitarra de Patrocinio Hijo, llenaron la velada flamenca de sentimiento y arte acuñado en Jerez. La noche continuó con el arte de Manuel Cástulo, que desgranó varios estilos acompañado por las cuerdas de Rafael Trenas. El segundo acto de la velada lo abrió el cuadro flamenco del cordobés Rafael Keko, que hizo música con los pies sobre el tablado menciano.

El cantaor Pedro el Granaíno cerró el evento levantando al público con su interpretación, en la que contó con la guitarra de Patrocinio Hijo.